martes, 21 de junio de 2016

La Batalla de los Bastardos: GOT 6x09












 A pesar de que sabía que iba a pasar (gracias a Frikidoctor), esta trifulca me tenía en ascuas ¿Quiénes serian los despellejados por Ramsay? (y nunca lo supimos) ¿Morirían Tormund y WunWun?? ¿Cómo sería la llegada de Los Caballeros del Valle? Y sobre todo qué pasaría con Lord Malandrín, el Bastardo Parricida. Esto fue lo que le ofreció “The Battle of the Bastards”.

Fue un capitulo muy incomodo, angustiante, a ratos claustrofóbico y me dejó con un mal sabor de boca porque habrán secuelas. ¿Qué tendrá que sacrificar Sansa para pagarle a Petyr Baelish su rescate? ¿Aceptará Sansa que su medio hermano sea El Señor de Invernalia? ¿Qué va a pasar con Melisandre ahora que Davos la sabe asesina de Shireen?

Hubo cosas que me gustaron y otras que me dieron nauseas, mejor las pongo aquí antes de explayarme sobre el capítulo,

ME GUSTÓ
La Batalla de Meereen: Fan-tas-ti-ca y tan breve.
La Química Yara-Dany. Ya las estoy shipeando.
El final de Ramsay. Tan apropiado. Lo siento Reina Guivi, pero gocé cada segundo.

LO QUE NO ME GUSTÓ
La inutilidad de Tyrion. Es un personaje que ya hasta cae mal por su ineptidud.
La inutilidad de Melisandre: Ni sé para que la tienen. Parece una viejita, vive arrimada al fuego, da consejos chantas y profecías más pobres que el horóscopo del matutino.
La muerte de Wun Wun
La forma tan paupérrima con la que nos mostraron la llegada de los Greyjoy y su flota a Meereen.
Que sigan usado la cabeza de Peludo para demostrar que Rickon es Rickon

                                                       
La acción tuvo lugar en dos puntos geográficos y en dos continentes. Comenzamos en Meereen
Tyrion se prepara para un sermón de Mami Dany. Aunque el regaño no pasa de miradas escépticas y levantamiento de cejas, el enano se defiende manera tan torpe que yo ya se lo vendía a los Amos. Lo único constructivo de su discurso es que se las arregló para explicar atropelladamente por qué Jaime mató a Aerys y por qué El Rey Loco fue un mal rey. Parece que la Khaleesi lo escuchó puesto que más adelante concordó con Yara que ambas eran hijas de monarcas ineptos

Corte al puerto donde el trío de Amos se entrevista con La que Rompe Cadenas, su diminuta Mano, su traductora y su Gusano. Vienen a discutir los términos de un cese al fuego.

Uno de los amos (se llama Yezzan) dicta los términos de capitulación. Dany y Tyrion pueden largarse con lo puesto, Missandei, Gusanito y todos Los Inmaculados serán vendidos. Los dragones serán sacrificados. El mamerto se queda sonriendo, mientras yo me pregunto qué se siente peor: saber que vas a ser vendido nuevamente, o saber que Los Amos son tan duros de mollera que no ven las ventajas de tener dragones. Ya se las enseñara la Khaleesi, pero no me adelanto.

La Que no Arde escucha impávida las clausulas, peores que las del Tratado de Versalles,  y dice fríamente que está ahí para discutir los términos de rendición, pero no los de ella. Los Amos se carcajean, la acusan de no aceptar su realidad y la llaman “Reina Mendiga”. Son interrumpidas sus chanzas por un batir de alas. Mega Drogón (cada día más grande este niño) sobrevuela, la escena y aterriza al lado de Mami. Lanza un ladrido a Los Amos (“¿Así que me quieren matar cagarrutas?”), pero no los toca. Daenerys de la Tormenta se trepa al lomo de su hijo y parten volando.

Por un momento pensé que se iban a jugar un partido de quidditch, pero pronto se oyen más alas. Rhaegal y Viseryon se unen a su hermano. El grupo de caza sobrevuela Meereen. Vamos a Los Hijos de la Arpía degollando gente. En eso se oye el grito de guerra Apache y aparece La Caballería Dothraki, Daario entre ellos. Comienzan a descabezar a Los Hijos.


Daenerys y sus nenes enfilan rumbo al puerto donde, como si fueran Zeros japoneses en Pearl Harbor, prenden fuego a la flota enemiga y a sus hombres. Solo quedan Los Amos y cuatro soldados. Gusano Gris les dice a los soldados que se vayan a casa, a pie sí. Estos no necesitan más para echarse a correr.
                                               
El Mano de la Reina les dice a Los Amos que Daenerys es muy buena, pero su tolerancia tiene un límite y exige, para limpiar esta afrenta, la muerte de uno de ellos. Los muy cobardes agarran a Yezzan y se lo entregan a Toro Cornudo. Dicen que es un muerto de hambre, que no es importante, que no lo conocen. Gusano Gris degüella a los habladores y deja a Yezzan zo Qaggaz (y bien qagado de susto que está el pobre) vivo para que regrese a su casa y anuncie a todo el mundo lo que les ocurrirá si se les da por hacerle la guerra a Daenerys Targaryen.

De ahí pasamos a Invernalia y más tarde sin explicación, de manera muy abrupta, volvemos a Meereen y vemos a Los Hermanos Greyjoy en la Pirámide ya embarcados en conversaciones con la Khaleesi.

Tyrion vuelve a hacer feo papel. En vez de pensar en la ventaja de tener una flota de Ironborns, se pone a reclamarle al pobre Theon que se burlara de él por ser bajito cuando se conocieron en Winterfell. Por suerte, Dany nota algo en Yara que le agrada.

Las Chicas Súper Poderosas convienen en que ambas merecen ser reinas y llegan a un acuerdo. Solo hay un momento en que esa entente peligra. Daenerys, siempre tan..., exige que Los Isleños deben olvidar sus hábitos de robar, matar, violar. La sonrisa cae del rostro de Yara. “Ese es nuestro modo de vida” argumenta. “Ya no más” zanja fríamente Dany. “Ya no más” repite la futura reina de Las Islas de Hierro. ¿Será cierta su promesa? ¿La aceptarán los Ironborns? ¿Puede Daenerys seguir exigiendo que se destruyan culturas?
Bueno y vamos a Poniente, al norte, a Invernalia. En el llano de Montiel, (bueno, algún llano por ahí, pero es que me sonó mucho a un enfrentamiento entre Trastamaras) Ramsay Snow y sus banderizos reciben al Bastardo, a Lady Bolton, A Davos y hasta La Osita se apersona a  discutir los términos de rendición. Miren la merecida carita de fuchi que Lady Mormont le lanza a Ramsay.


Ramsay está tan pagado de sí mismo que ya  ni me hace reír. parece Lord Humongous.Llama a Sansa “amada esposa”; le agradece  a Jon el retornársela, le exige que le haga una venia cortesana para perdonarle haber abandonado su Guardia. Jon le ofrece un trato, el mismo que El Matarreyes le ofreciera a su hermano. Un duelo cuerpo a cuerpo.

Como Robb, Malandrín se niega. Se nota que le teme a Jon (¿sabrá que es un resucitado?). Le recuerda que tiene a Rickon de rehén. Exigen pruebas y el maldito les lanza la cabeza de Shaggy Dog (que ya para estas alturas debería estar llena de gusanos).
                                                     

Sansa mira con  desprecio a su esposo, le anuncia que morirá mañana y se marcha. Jon punza a su cuñado. ¿Qué dirán los soldados Bolton al saber que su señor se negó a pelear por ellos? Ramsay lanza una risita tibia y hace su propio anuncio: Al día siguiente Sansa volverá a su cama. Jon y sus allegados servirán para saciar el hambre de la jauría Bolton que hace una semana que no comen ¡Acúsenlo con La Sociedad Protectora de Animales!

Hay una reunión del Alto Mando Bastardil que intenta planear una estrategia. Sansa los escucha exasperada. Luego que se marchan y quedan a solas, le reprocha a su hermano que no la consulte. Ella es la única que conoce Ramsay. Le pide que no caiga en su juego. Con franqueza y sensatez brutal, le dice que Rickon ya está muerto. Ramsay jamás se los devolverá. Termina diciendo que prefiere suicidarse antes que volver con su marido. Jon promete protegerla. “Nadie puede proteger a nadie” dice Sansa.

Esa noche, Jon busca el consejo de Melisandre y no lo encuentra. La sacerdotisa ha perdido todo poder. Davos paseando por la nieve, encuentra los restos de la hoguera de Shireen, entre las cenizas halla el venadito de madera que él le regaló a la princesita. Como buen soldado, se olvida de su descubrimiento hasta después de la batalla.

No puedo describir la batalla, fue dantesca,  y sin embargo totalmente verídica. Un poco como el comienzo de “Saving Private Ryan” en que realmente sabemos lo horroroso que fue El Desembarco en Normandía. Aquí hubo cosas que, más que guerras medievales me hicieron pensar en  La Batalla del Somme o Ypres, algo que ver con trincheras llenas de lodo de Flandes y soldados ahogándose en ellas. También le encontré muchos paralelos con las batallas de “Troya” cuyo guion fue escrito por David Benioff.

Comenzamos con lo de Rickon que, por suerte,  fue misericordiosamente corto. Llega Ramsay Bolton a caballo cargando un inmenso cable enrollado a cuyo final va atado Rickon. Tal como dijo su mujer, el parricida gusta de los juegos. Le dice a Rickon que corra en dirección de su hermano mayor.
                                                                 
Apenas el más pequeño de los Stark obedece, Ramsay comienza a apuntarlo con su arco. Jon olvida los consejos de Sansa. Se apea del caballo y corre hacia Rickon. Obviamente cuando están a unas pulgadas de distancia, Ramsay dispara la flecha fatídica. Jon queda en medio de No Man’s Land con un cadáver en brazos y el enemigo a solo unos pasos. Si no es por Davos que exhorta a las huestes Snow a ir en auxilio de su comandante, nos quedamos sin Juan Nieve.

Todo va mal. Los arqueros Bolton cubren a los Snow de flechas. Estos no pueden responder porque de hacerlo atravesarían a sus propios compañeros con saetas. La carga de caballería similarmente es ineficaz, no así la de los Bolton que casi acaba con Jon.

Pero lo más terrible es cuando la infantería Bolton protegida por gigantescos escudos acorrala a los Snow en un círculo y los empuja hacia esas penosas trincheras que tanto menospreció, y con razón, Lady Bolton. A pesar de que Wun Wun agarra en su puño a varios de los Bolton, sus compañeros de menor tamaño sucumben como moscas. La peor parte se la lleva Jon que rueda al fondo de la trinchera y casi es sofocado y aplastado.
                                             
Cuando por fin consigue gatear hasta la superficie ve un espectáculo horrendo. Wun Wun convertido en un alfiletero gigante, Tormund a punto de ser acabado por Smalljohn Umber…en eso se oye un cuerno. Ramsay también lo escucha y al campo de batalla ingresa la flor y nata de la Caballería del Valle de Arryn con Lord Baelish y Lady Sansa a la cabeza.

El odioso Malandrín comprende que las cosas han cambiado y corre a refugiarse en la Fortaleza de Invernalia. Ordena que cierren las puertas. Sin perder la sonrisa se ufana de que puede aguantar un sitio largo. ¿Sitio largo? Oye, Ramsay, que no sabes con quien te metiste. Wun Wun hace pedazos los portones y entra en Invernalia seguido por Jon, Tormund y otros. El maldito de Ramsay agarra su arco y le lanza un flechazo en un ojo al gigante. Wun Wun se desploma ante los ojos horrorizados de Jon y Tormund.


Ramsay, muerto de risa, obvio que es un psicópata, acepta el desafío de su cuñado. Ahora lucharán, pero él con su arco en la mano. Miren la cara de loco que pone.

                                                                 
Jon agarra un escudo y bien protegido llega donde Ramsay le quita el arco y le administra la madre de las palizas. No lo mata solo porque aparece Sansa. Corte

Lo próximo es Jon y Sansa viendo como entran el cadáver de Rickon a su hogar. Jon ordena que lo entierren junto a su padre en la cripta familia. ¿Está Ned enterrado en Winterfell? Recuerdo que Meñique le entregó un baúl de huesos a Lady Catelyn ¿pero llegó alguna vez a Invernalia?

Davos está en el patio, alza la vista y ve a Melisandre que ya se ha instalado en Invernalia. ¡Qué bella es Carice! Yo no tengo un girl crush en la holandesa. Yo quiero ser Melisandre, que me preste La Mujer Roja  la cara y ese cuerpazo para regalárselo a mi Lord H. en su próximo cumpleaños.

Y llegamos a un momento que llevo años esperando (confieso que siempre creí que Theon se encargaría). A  Ramsay lo tienen amarrado en la perrera. Su mujer va a visitarlo. Ramsay se burla de ella. Nunca podrá librarse de él “¡Ahora soy parte de ti!" (¿Que significan esas enigmáticas palabras? ¿Qué Sansa se volverá brutal como su marido o que está embarazada?).

Sansa lo mira con frialdad. Ya no le teme y pronuncia su sentencia que suena a Maribel Verdu al final de “El Laberinto del Fauno”. “Tus palabras desaparecerán. Tu casa desaparecerá. Tu nombre desaparecerá. Mi recuerdo de ti desaparecerá”
En eso entran los perros, dogos gigantes y negros. Ramsay se ríe. Sus perros son fieles. ¿Cuándo no han comido en una semana?  Reflexiona Sansa ¿y  con el amo cubierto de sangre? (Ya sé que todos amamos sea escena. ¿Pero cómo Sansa supo exactamente el tiempo que los perros llevaban en ayuno? Ella no estaba cuando su marido se lo dijo a Jon.

Y los canes se comieron a Ramsay…

Y la pequeña Sansa sonrió feliz...

Y durante todos esos gritos del Malandrín, yo no recordé ni a Sansa, ni a Theon ni a Lord Bolton, ni a Osha, ni a Rickon. Todo lo que pensé fue en Walda y su bebito. Y también sonreí.

Me dicen que este capítulo costó 10 millones de dólares y que es la batalla más cara e impresionante que ha visto la historia de la televisión. ¿La vieron así?



9 comentarios:

  1. saludos ....Coincidimos en casi todo, que puedo decir de esa secuencia de jon intentando salir para no asfixiarse y le sigue ese plano cenital en el que lo vemos en medio de esa multitud desesperada....fue una obra maestra eso, ya llaman el capitulo la gran obra maestra de miguel(apellido que no se pronunciar) creo que habia mucho hipe, con eso de que seria la batalla mas grande mostrada por tv...Y lo cumplieron , sansa maravillosa tan soberbia y de hecho fue ella quien gano invernalia, no jon.como dato: es el segundo capitulo en la historia con puntuacion perfecta en imbd el otro como no podia ser de otra forma es ozzymandias de breaking bad... 7 bendiciones
    pd: sabes q siempre me quedo con algo de tu post esta vez me quedo con eso de "que me preste La Mujer Roja la cara y ese cuerpazo para regalárselo a mi Lord H. en su próximo cumpleaños" me has matado de risa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ah lo olvidaba , lamento mucho lo de penny yo no la seguia pero se q te daba la vida la serie.

      Eliminar
    2. Querido Rey Ernezto, todavía no me hago a la idea de lo de PD, y eso puede afectar mis reseñas futuras.
      No hay manera que pueda negar la maestría de Sapochnik (estos apellidos judíos impronunciables), pero mi preocupación por los personaje me impidió ver muchas cosas. Si no hubiera sabido que Meñique venia en su teltransporte al rescate, hubiera apagado la tele. Fue un suplicio. Ni el episodio de Bastogne de Band of Brothers me fue tan estremecedor.
      Y ahora tengo que preocuparme por mi Hada Roja. Hubiera preferido que la dejaran al lado de la chimenea tejiendo calcetas. Y si, cuando se quite el rubí que me preste su glamor.
      Yo esperaba que a Sansa le brotaran alas negras y volara sobre Invernalia o que se convirtiera en loba. Era una diosa de la venganza, mejor que Emily Thorne a la que siempre la compararon.
      7 bendiciones

      Eliminar
  2. Hola, muy de acuerdo contigo...sobre todo lo que te gusto y lo que no te gusto...100%....
    Sobre lo que comentas de que Sansa no estaba cuando Ramsay dice que sus perros tienen una semana sin comer, me imagino yo que alguien se lo dice (Jon, por ejemplo)...con eso que resumen muchas cosas...eso no me gusta del todo...se pierde un poco la narrativa de esta genial obra...
    Saludos amiga... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hollaaa Memo Querido, si no vamos a dejar que algo tan pequeño arruine un capitulazo como ese. A lo mejor fue La Osita Mormont la que le cotorreó lo de los perros a Sansa.

      Eliminar
  3. Hemos publicado las reseñas casi a la vez :-D
    He leído muchas teorías sobre que Sansa pudiera estar embarazada, pero no acabo de creérmelo por varios motivos: el primero, aunque fuera verdad, ¿cómo lo sabría Ramsay? Porque en toda la temporada no se ha hecho mención alguna a que Sansa pudiera estar embarazada (si se le hubiera retirado la regla, las criadas habrían informado de inmediato), y tampoco se le nota barriga. Aunque estuviese preñada, él no tendría modo de saberlo, así que más bien creo que intenta decirle que la ha traumatizado tanto que no podrá matarlo del todo porque su recuerdo siempre la acompañará como una pesadilla.
    Y lo mismo me confundo, pero, ¿seguro que ella no estaba delante cuando Ramsay dijo lo de los perros? Porque sólo habló con Jon una vez, y cuando lo hizo, Sansa estaba presente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi tan simultáneamente, Reina Estelwen, que no pueden decir que no hemos copiado y por una vez estamos casi sincronizadas en los gustos. Pensamos igual del capitulo
      Sansa le dice al marido que duerma bien y que mañana se muere. Se va. Ramsay comenta a Jo que al día siguiente ella volverá con él y dice “Todos ustedes son gente atractivas” y que a sus perros les gustara conocerlos. Eso pasó ya cuando Sansa se había do. Pero seguro que fue Lady Mormont (tiene cara de cotilla) la que le contó después a Sansa de lo que se perdió.
      Ahora si me paso a tu blog.

      Eliminar
  4. No me gusta la justicia poética. De hecho, no creo en ella. Sin embargo, por una vez me sentí en paz con una muerte en espejo y, justamente, fue con el paso a mejor vida del hijomonstruo. Me he pasado el libro y la serie esperando su final, aunque en el camino el maladrino de Iwan haya logrado que me encariñara de una manera bastante extraña con el personaje. Pero nobleza obliga, y lo que yo quería era venganza para mi señora gordita y su bebé. Y la tuve.
    De todas maneras, el capítulo me resultó demoledor... por todas las razones inconvenientes. Any tuvo la gentileza de ponerlo en palabras por mí, ya que no podía: "ha sido el fin de una era". Se ha cerrado el círculo y, en lo personal, creo que ha terminado mi tour por el Lado Oscuro, aunque uno nunca vuelve de estos viajes igual a como se marchó. Tuvo razón Sansa: ya no va a quedar nada de los Bolton. Sea, pues.
    Cómo extrañé al Jon de mi cabeza. No me puedo acostumbrar al muchacho Harington. No puedo decirte que sea mal artista, a lo mejor es buenísimo, pero no me gusta. No hay caso. Y hubiera necesitado al Jon del libro, con el aspecto que tiene en mi cabeza. Pero en fin, todo no se puede.
    Obviamente, me conmovió Davos, pero sinceramente temo que lo hagan cometer femicidio. Por favor, es uno de los pocos personajes que conservan su pureza, no quisiera verlo corrompido de esa manera.
    ¿Notaste que Jon apaleó al pequeño Malandra con un escudo Mormont? Los D no lo saben, pero me hicieron un regio fanservice con eso.
    Me gusta esta Asha... pero que Dany no se haga ilusiones. Esa Kraken es de una Osa, jajajajaja! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Absolutamente, No recuerdo s fue a La Reina Any o a t a la que anoche comentaba que la serie no va a ser la misma con tantos muertos y desaparecidos. Espero que en el libro el proceso sea más paulatino.
      Fue el fin de la Casa Bolton, pero también el fin de Sansa. La niña Estúpida con Sueños Estúpidos, la que soñaba con Loras y amaba los pasteles de limón dejó d existir. ¿Que provocará ese cambio en el libro?
      ¿Te quejas de tu Lado Oscuro? Yo no puedo dormir pensando que matan a Melisandre o que Jon la exilie o castigue de alguna manera. No, Ser Davos, ahí si te las veras conmigo. A ver conjetura ¿qué va a pasar con Meli este domingo?
      No me había fijado en el detalle dl escudo.
      Y ahora te doy el pésame sin ironía y de manera pública. Que masacre han cometido este año Los Ds con tus seres queridos. Y todavía falta El Festín de Los Frays.

      Eliminar