jueves, 26 de mayo de 2016

Que el Bien y El Mal sean Entrelazados: Penny Dreadful 3x03


Sin llegar a ser un mal capitulo (“Penny Dreadful” es incapaz de hacernos eso,) fue tal vez un poco enigmático y me dejó confundida. Demasiados discursos a favor de hacer el mal, demasiados planes ambiciosos, demasiada gente que busca poder. Veamos que ocurrió en “Good and Evil Braided Be.”

Comenzamos con Calibán quien ha regresado a Londres. Tiene visiones de haber vivido en el Limehouse en un cuartito con su mujer e hijo. A pesar de su miseria, son felices y se quieren.  ¿Qué sucedió? Porque cuando llega al cuarto descube que un chico inescrupuloso lo renta a hombres solteros.

Calibán averigua y averigua y descubre que su familia ahora habita una buhardilla de una casa derruida a punto de colapsar, cercana a una fábrica de esas que en el Londres Victoriano contaminaban el aire y explotaban a los pobres obreros. Calibán se oculta en el entretecho y ve que su hijo está muy enfermo No puede levantarse, la tos lo ahoga y su único entretenimiento es leer el  Secuestrado de R.L. Stevenson. La Criatura no sabe cómo ayudar a los suyos. Acaba asaltando a un borracho y robándole el reloj que deja para que su mujer compre medicamentos para el pequeño tísico.

El pobre Señor Balfour está respondiendo interrogatorio de Víctor. Sabe que tiene sufre ataques de locura, pero no las recuerda. Este persona jeme conmueve horrores y al parecer a Jekyll también. Una súbita y horrible crisis de Balfour (Curioso vinculo. El hijo de Calibán lee las aventuras de David también apellidado Balfour cuyo autor también es el creador de Jekyll y Hyde) provoca la ira sagrada del médico. 

En un extraño discurso, Henry Jekyll clama en contra de una sociedad que exige del individuo un comportamiento contra natura, una supresión de emociones y apetitos como la lujuria y la ambición. Esa supresión enloquece al individuo. Tiene razón hasta cierto  punto. Como dice el Talmud, sin lujuria no nos reproduciríamos, sin ambición no trabajaríamos. El pecado esta en el exceso.

Frankenstein  observa impávido a su colega. Acabada la arenga, Víctor acusa a Jekyll de ser un indisciplinado y por eso no ha  desarrollado una droga que pueda controlar los accesos más animales del ser humano. El pretende hallar una cura en la electricidad. ¿Podrá?

Mientras tanto, Lily y Justine, muy elegantes (Justine ya tiene su sombrerito tricornio) están en la terraza de un salón de te. Atraen la atención de caballeros libidinosos, pero los ignoran. Justne afirma que en su corta vida solo ha conocido dos tipos de hombres: los que quieren tener sexo con ella o los que quieren golpearla. Lily-Bronna recuerda nostálgicamente que ella conoció a un hombre diferente. Sus recuerdos de Ethan son interrumpidos por la aparición de sufragistas portando pancartas. La manifestación es disuelta con brutalidad por policías a caballo.

Despectiva Lily dice que no sigue esa agenda. Ellas buscan igualdad, en cambio La Novia de Frankenstein quiere dominar. Le dice a Justine que irán en busca de prostitutas, de mujeres abusadas, de las caídas, de las parias y creerán un gran ejército. Termina diciendo  que le molestan las sufragistas porque son muy ruidosas. Es cierto, ruidosas e inoperantes. El feminismo homogéneo, es como el Lobby Rosa o el marxismo, no representa realmente a todos los que dicen representar.

Más tarde, en La Mansión Gray, Doryan se ha conseguido al culpable de las desdichas de Justine. El que la prostituyó, abusó de ella y la vendió para que fuera asesinada en público. Lo tienen desnudo, maniatado y amordazado. Doryan juega con un cuchillo y le cuenta a Justine que en el Medievo, las novicias se amputaban sus pechos y se los ofrecían a Cristo. Ya, Dorian. ¿De cuál fumaste? 

Justine, harta de la cháchara, le quita el cuchillo y apuñala (varias veces) a su ex verdugo. Queda más salpicada de sangre de cerdo que Carrie en el prom. Dorian se excita y la besa. Lily también. Pronto están bañados en sangre, disfrazados de chuletas a lo Lady Gaga, y en la cama dando rienda suelta su pasión. Al día siguiente, Lily reafirma su decisión de armarse de un ejército. “La Libertad” explica a sus compañeros de juerga “es una puta que debe ser encamada en un lecho de cadáveres”.




Kaetenay y Sir Malcolm Murray  parece que le pidieron prestado el barco a Meñique, porque  ya van en un tren por Nuevo México. El explorador, que no tiene un pelo de tonto, le pregunta al Apache porque lo buscó. Si es tan unido a Ethan como dice debió ir en su busca solo. El chaman explica con medias palabras, que Ethan confía en Sir Malcolm más de lo que confía en Kaetenay. Le dice a Murray que Ethan no viaja solo, con el va una adoradora del diablo, con marcas en el cuerpo, ect.  Malcolm, por la descripción, reconoce que el lobo va en compañía de la hija de su ex amante.

En ese momento, Kaetenay s lanza uno de esos discursos que ya se han vuelto clichés. La bruja dominara a Ethan, el es el elegido, pero hay que evitar que ella lo domine, sino el se irá al Lado Oscuro. Si eso ocurre, reinaran Los Otros, todo será oscuridad, ganara Trump y la raza humana se volverá obesa. Ya lo hemos oído cien veces, pero la voz de Wes Studi le impone “gravitas”, y me estremece.


En eso aparecen , en el vagón, un par de cowboys racistas y borrachos. Quieren que el indio se vaya al vagón del ganado. Sir Malcolm, como recordaremos, es hombre de escasa paciencia. Se incorpora y les dice educadamente que “el caballero” viaja con él, que se vayan a la letrina con su racismo y que si quieren llegar a viejos y enseñarles “sus grotescos modales a sus maleducados críos” mejor se largan. ¿Sera la figura de Sir Malcolm, su acento o que no entendieron ni papa de su florido discurso? El caso es que los bullies huyen. Murray observa la pétrea cara del Apache esperando una señal de gratitud. Espera en vano Kaetenay es demasiado orgulloso para agradecer.

Rusk y  Osgood, encuentran lo que quedó de los hombres Talbot en Cascabel. Parece que Ethan se dio una buena panzada. Después de la masacre de huargos de GOT, me alegra ver que los lobos siguen ejerciendo el poder en alguna parte.

 Hay un cadáver que no esta destrozado, ni comido, le rompieron el cuello. Los policías llegan a una misma conclusión. Talbot no viaja solo. Rusk le pregunta a su colega si cree en lo oculto. Cuando la respuesta es negativa, le dice que mejor empiece a creer. El sabe que Ethan Lawrence Talbot no es un maleante común


El lobo despierta en un establo bajo la vigilante mirada de la brujita. Hécate está decidida a cuidarlo y protegerlo. No pudo hacer café, pero le ofrece su cantimplora. Sus razones son las de toda mujer que ha encontrado su media naranja. Ella quiere ver como Ethan se convierte en una bestia, entonces el será el Rey Lobo y ella su reina. Muy fácil de entender.

Como compañeros de viaje se llevan un poco mejor que Arya y El Perro Clegane. Cuando Hécate admira el paisaje, el lobo gruñe “odio cada  pulgada del paisaje y a ti te odio un poquito menos”. Cuando ella expresa sus ansias por conocer al futuro suegro, el lobo casi se la zampa. La brujita vuelve a meter el botín al decir que ella es mejor prospecto que “la melancólica Miss Ives”. “¡No te atrevas a mencionar su nombre!” ruge Talbot apodado Chandler.



Para cruzar el desierto, los fugitivos necesitan caballos. Como no hay ferias equinas por ahí, ni tienen mucho money encima, deciden robarse los de un humilde rancho, el único en millas a la redonda. Los ponis no están muy contentos de que los manosee un lobo. Meten tanta bulla que alertan al ranchero que llega armado de un fusil.

La encantadora Hécate le sale al camino con un cuento chino de que es una turista inglesa y que nunca ha visto un rancho y que….. Ethan se pone a aullar “¡No, Hecate, Noooo!” El hombre va a disparar y la bruja lo degüella. Antes que podamos respirar, con salto de gata, Hécate entra al rancho y hace pedazos a la ranchera. Sale y le dice al contrito lobo que "lo hecho, hecho está" y solo cuando haya cubierto el mundo de cadáveres, cuando camine sobre ellos  y ya no pise el suelo, tendrá derecho a llorar. Con ese pedazo de filosofía entendí que Ethan es Arya y Hécate es Sandor Clegane.


Más adelante, cuando se detienen a descansar son sorprendidos por Oslow,  Rusk y Compañía quienes les disparan con tan horrorosa puntería que Rusk hace un alto al fugo y deja que los forajidos huyan, porque uno de ellos es una dama. ¡Ay, esta caballerosidad victoriana!

El Llanero Murray y Tonto se apearon en alguna parte del tren y ya llegaron al Rancho Sangriento. Malcolm está escandalizado. El Ethan que él conoció sería incapaz de una masacre parecida. Kaetenay le explica que Ethan ya se está pasando al lado de las bestias. O lo salvan o lo destruyen.


Se me olvidó contarles algo del arco de Calibán. Cuando estaba buscando a su familia divisó a Vanessa en un parque de diversiones. Iba a saludarla cuando apareció Drácula Sweet. Aunque triste de no renovar su amistad, John Clare se mostro contento de verla sonreír y bien acompañada.


Sweet sigue con su velado cortejo. Le cuenta a Vanessa que hace un año que enviudó (¿Se referirá a la muerte de Mina?) que está transido de dolor y recién recuperándose. Insiste en llevarla uno de esas galerías de espejos cóncavos a pesar de que ella no quiere. Él le dice que es hermosa y la arrastra a la galería para  que se convierta en un esperpento valleinclanesco. 





Sucede lo que sucede en esos laberintos. Se separan, Vanessa se pierde como Rita Hayworth en “La dama de Shanghái” y termina sola en un cuarto donde se le aparece el vampiro que la ha estado siguiendo. “¿Dónde está Tu Amo?” le espeta ella. No se entiende qué quiere el vampiro. La manosea, la acosa, le dice que pronto se encontrará con El Amo, tal como se encontraron una vez “en un cuarto blanco”.



Sweet rescata a Vanessa y la lleva a tomar té. Pero ella está muy alterada. Ha recordado que es una mujer si licencia para amar. Le dice que será  mejor  no verse más. Se levanta y se marcha. Sweet indignado (a lo mejor quería que Miss Ives pagara la cuenta, vampiro gorrón) agarra una taza y la pulveriza en su puño. Más tarde, llega al galpón vampírico y le da una paliza al entrometido (nunca sabemos qué le pasó al flacuchento para motivarlo para ir en contra del Amo). Drácula dice que solo hará suya a Vanessa cuando ella este destruida y llegue arrastrándose a sus pies. (WTF? Nos salió castigador el Drácula) Acto seguido hace que los vampiros se zampen al desobediente.

Una alterada Vanessa visita a  la psiquiatra. Se siente frustrada porque su propio médico se rehúsa a creerle. Seward intenta mediar argumentando que los miedos de la paciente son tan reales que antes de enfrentarlos, Miss Ives prefiere camuflarlos con horrores de cuentos infantiles. Harta de esa actitud condescendiente, la bruja dentro de Vanessa se manifiesta. Le agarra la mano a Seward y se saca un momento Kinvara. Ósea le lee la suerte, o el pasado. Seward tiene cicatrices en el cuerpo producto del maltrato de un hombre que la hubiera matado, si la siquiatra no lo hubiera matado antes. MM, suena a buena candidata para el Ejercito Lily.


Vanessa ha recordado las palabras del vampiro. El cuarto blanco es un cuarto  de manicomio, exige que Seward la hipnotice. El procedimiento lleva a Vanessa a revivir lo que bloqueó su mente, o fue bloqueado por la trepanación que le practicaron en el manicomio. Se ve en su cuarto acolchado, blanco, está en el suelo, hay un camastro. Siente ruido Se acurruca en un rincón. Entra un ordenanza con una bandeja de alimentos. La cámara lo enfoca. Es Calibán, ósea, es Calibán antes de convertirse en La Criatura.

A propósito no nos olvidemos de recordar el progreso de Renfeld. Parece que Drácula lo tiene escribiendo cien veces “Vanessa”. Será para mejorar su caligrafía, entremedio, el secretario ya desarrolló un apetito por las moscas. ¡Qué sabroso!


Fue un capitulo neurálgico y notable, pero colmado de signos de interrogación. ¿Al final quién es Azor Ahai aquí? ¿Vanessa o Ethan? De ambos se dice que han sido “elegidos” ¿Cómo van a matar a Ethan si él es El Salvador? ¿Qué quiere y para quién trabaja Drácula? ¿A quién mató la Doctora Seward? Y temo por Lily, creo que confía demasiado en Dorian.


 Frase de la noche

“¿Cómo se consigue algo en esta vida?  Con destreza, con sigilo, con veneno, con una garganta cortada calmadamente en medio de la noche, con la cuidadosa  silenciosa acumulación de poder.” De Lily Frankenstein.

martes, 24 de mayo de 2016

La Puerta: GOT 6x04


¿Qué les pasa a Los Arcángeles? ¿Además de misóginos, odian a las mascotas? Ahora matan a Verano. Y Hodor muere también en este episodio.   “The Door” ha sido uno de los capítulos más WTF de esta temporada. Recorramos la geografía Martiniana, lo único que todavía queda de la saga en la serie.

Braavos
Ver a Arya vapuleada por La Huérfana se está volviendo aburrido. Casi tanto como que nadie en La Casa Blanco y Negro cree que Arya se puede volver una sicaria. ¿Además cómo va a matar a Phryne Fisher? Essie Davies se integra al elenco de “Juego de Tronos” como Lady Crane, la Prima Donna de una troupe teatral. Ella es quien debe ser envenenada.

Arya asiste a una obra de teatro que pone en escena su propia versión de los sucesos de la Primera Temporada. Aunque yo me reí, también sentí pena por Arya al ver a su padre retratado como un tosco y tonto traidor. Más tarde, Arya espía a los actores y deduce que Lady Crane (quien interpreta a Cersei en la obra) no es mala persona pero que hay una reina más joven que quiere derrocarla, Bianca quien da vida a Sansa El propósito de esta escena (aparte de mostrar las tetas obligatorias y... ¡Un pene!) es hacernos dudar de la capacidad de Arya para matar a una inocente. ¿Qué opino yo? Arya no mata a Essie, en cambio se unirá al repertorio y partirá rumbo a Poniente, justo para La Boda Fray.

Vaes Dothrak

Esta escena fue tan conmovedora que llegué a llorar, pero casi me  la jodió la presencia de Daario. ¿Qué rayos hace ahí de mal tercio? ¿Acaso teme que Jorah, El Ándalo toque a su rubia favorita y la convierta en moai?


Daenerys agradece a su Oso por salvarla. Ya no sabe qué hacer con él. Si conservarlo o desterrarlo. Jorah se lo hace fácil. El solo quiere servirla porque la ama, pero por eso tiene que irse. Le muestra el brazo. Dany le da una orden. Debe ir por el mundo, perdido y sin fe, hasta encontrar una cura para la psoriasis. Lograda esa empresa, se reunirá con ella para conquistar Los 7 Reinos. Tengo la impresión que esto sucederá con Aegon y Jon Connington en el libro.

Meeereen
Tyrion es un maestro de la diplomacia. Los Hijos de la Harpía se tomaron un descanso desde que El Gnomo hizo un trato con Los Amos. Pero ahora es necesario que el populacho también se entere de esta brillante maniobra y que la crea producto de la habilidosa Khaleesi, así la esperarán con flores y no con huevos podridos.

Para esta labor publicitaria, el enano contrata al equivalente merines de Sterling-Cooper-and Partners. Les llega un Don Draper con faldas, una sacerdotisa roja que parece la hermana perdida de Melisandre. Pronto está al tanto de lo que desea su cliente y le propone unas estrategias.
(TV. COM)

Parece todo arreglado entre Tyrion y Kinvara, pero les agua la fiesta La Araña. El ex Amo de los Susurros detesta a los magos (recuerden que uno lo castró). Se muestra altivo e insolente con Kinvara. La llama “fanática”. Recuerda a Melisandre que tanto daño hizo para luego abandonar a Stannis en el momento en que más la necesito.

Kinvara lo escucha con calma. Se le acerca, le toca el bazo y le dice que entiende su desconfianza debido a lo que le ocurrió con cierto brujo. Le pregunta si quiere repetir las palabras que oyó del fuego donde ardían sus genitales. Si sabe quien las pronuncio. Varys está muy alterado y no se atreve a continuar atacándola. Kinvara ha sido contratada.

Pyke

El Kingsmoot es un circo. Yara se postula para el Trono de Sal Se oyen voces machistas. No quieren una mujer gobernándolos. Otras voces  claman por Theon. El joven Greyjoy hace un poderoso discurso a favor de su hermana.  Todos gritan “¡Yaya, Yara, Yara!”. Llega Euron se burla de Theon porque está capado, confiesa haber matado a Balon,  y anuncia que pondrá su flota y pene a los pies de Daenerys, eso sí lo ponen en El Trono de Sal. Y con tamaño chorro de babas se mete a los Ironborns en un bolsillo.

Todos gritan “¡Euron, Euron, Euron!”  Suena a "Urine, Urine, Urine" (Orín, Orín, Orín) Yaaa, esto es peor que los Dornienses obedeciendo a Las Víboras o Los Señores del Norte rindiéndole pleitesía a Ramsay Parricida.

Se van a ahogar a Euron (ya recordarán el ridículo ritual del Dios Ahogado). Entretanto, Yara y su hermano y como mil desafectos a Euron, agarran los mejores barcos y parten. Espero rumbo a Meereen. Euron resucita y decide que es buen momento para matar a sus sobrinos. Cuando descubre la fuga de los barcos, se le ocurre otra brillante idea. Manda que todos los Ironborns se pongan a construir barcos. Con ellos cazará a Yara y Theon. ¿En cuánto tiempo tendrá una flota? Con esas herramientas rudimentarias, tal vez en un año. A propósito, nadie ha hablado del famoso cuerno.

El Muro
Sansa recibe un mensaje de Meñique que la cita en Villa Topo. Ella va, se entrevista con el traidor y vuelve sin que nadie note su ausencia, sin tropezarse ni con la gente de Ramsey.  Que Meñique rodeado de Caballeros del Valle también haya pasado inadvertido ya no es sorpresa. Sabemos que el hombre se teletransporta “(Beam me up, Scottie!) igualito al Captan Kirk. Lo sorprendente es que nadie le avisa a Jon ni tampoco a Edd, El Penas. La disciplina se ha vuelto muy laxa en El Castillo Negro.

La entrevista es fantástica. Sansa se da el gusto de rechazar  sus tropas porque no confía en él, aprovecha de decirle lo que todos queremos gritarle al cochino proxeneta. Incluso lo tilda de “idiota”. Brienne mete baza y mete susto. Petyr Baelish es realmente tonto si creyó que Sansa no lo culparía de los horrores a los que la sometió Ramsey.

Terrible es la descripción de Sansa de sus noches con Malandrín. Ya no hablemos de violación sino de tortura. Me recordó las amenazas de Petyr Baelish a Ros. ¿Qué pasará por la cabeza de Littlefinger? ¿Realmente no sabía de lo que Ramsay era capaz? ¿Se siente contrito? Pero no, sigue siendo el mismo de siempre. Como dice Mi Ma, “el que nace pa chicharra, muere cantando”.

La informa que El Pez Negro sobrevivió gracias a su oportuna vejiga, y que ha seguido guerreando contra Los Lannister y que ha recuperado Aguas Dulces. ¿Tal vez, Sansa debería pedir ayuda a su tío? Termina recordándole que Jon es solo su hermanastro.

Sansa lo escucha puesto que no le cuenta al Bastardo de su entrevista. Hay otra reunión del consejo. Edd, El Penas asiste aunque no tiene voz ni voto. Melisandre permanece muda. Esta situación resulta irritante. Sansa se muestra altanera con Davos.  Ella está segura que Los Señores del Norte vendrán en su ayuda. Davos le recuerda la traición de los Umber y la guerra con los Karstark que originó  Robb.

Sansa insiste, el nombre Stark  elevará estandartes por doquier. Si hartos que llegaron a rescatarla cuando era prisionera de Ramsey. Davos le recuerda que Jon no lleva el apellido de su padre. “Pero yo si” vomita la pelirroja. ¿Qué intentan hacer aquí? ¿Mostrarla tan idiota y soberbia como Cersei? ¿O darnos a entender que es chueca y quiere El Norte para sí?

A solas Sansa ordena a Brienne partir rumbo a Aguas Dulces y traerse todo un ejército Tully de regreso. Sii, tan fácil. La pobre Brienne no quiere dejar sola a su señora. Ya dedujo que es medio tonta y puede ser peligroso dejarla con personas peligrosas como el ex contrabandista y La Mujer Roja. Le pregunta por qué si confía tanto en Jon le ocultó lo de meñique. Sansa no responde.

Llega el día de la partida. Brienne se va por su lado con Pod y Tormund. Ya entendí, ya entendí. Tormund es Ser Hyle, pero no habrá Lady Corazón de Piedra porque El Salvaje debe volver para liderar las huestes del Pueblo Libre para La Batalla de Los Bastardos.

Jon se despide de Edd, lo deja de comandante. Ya todo es tan al lote en Castle Black, que ni necesitan de votación. Se marcha con Sansa, Meli y Davos. ¿Y Fantasma?


La Cueva del Cuervo
Otra visión de Bran descubre a Los Niños del Bosque convirtiendo a humanos en Los Otros. Cuando se despierta acusa a Hoja de haber creado a Los Caminantes Blancos. Esta se defiende argumentando que hubo que hacerlo para defender a su gente de los humanos. Yeah, right!

Esa noche, Bran no puede dormir. Aburrido, intenta despertar al Cuervo para jugar cartas supongo, pero bastante irrespetuoso eso de tirarle piedritas. Max von Sydow ronca, y Bran que ha crecido tres metros, pero sigue tan memito como cuando escalaba los muros de Winterfell, decide volverse desobediente y se pasa al País de los Sueños.

Lo vemos en una tundra helada, de cara a un ejército de zombis. Como no lo puedan ver, él se pasea entre sus filas observándolos. De pronto se encuentra cara a cara con El Rey de la Noche a caballo. Algo en los ojos del espectro incomoda a Bran. Se vuelve y nota que se ha vuelto visible para los Walking Dead. Peor aún, El rey esta su lado y lo coge de un brazo. Bran despierta alteradísimo, pero lo que tiene que oír lo altera más.

El Cuervo con voz triste lo alerta. Al tocarlo, El Rey ya sabe donde está Bran, no hay magia que pueda detenerlo. Los días del Cuervo se han acabado y Bran deberá reemplazarlo. “¿Estoy listo?” pregunta Brandon. “no” responde El Cuervo.

Mientras Los Niños del Bosque preparan una fútil defensa, y Meera y Hodor arreglan un trineo para huir con Bran, este mocoso inútil no encuentra nada mejor que irse a ver visiones de nuevo. El Cuervo va que ya tiene las horas contadas se va con él. Llegan al patio de Invernalia. Totalmente inútil. Yo pensé que verían algo trascendental como La Torre de la Alegría. No, ahí están perdiendo el tiempo.

En eso llegan los zombis y atacan, El Rey entra en la cueva. Ni las bolas de fugo de Los Niños los detienen. Histérica, Meera intenta despertar a Bran. Le suplica que se meta dentro de Hodor. En el sueño, El Cuervo le dice a Bran que la obedezca. Bran se wargea en el gigante. ¿Es posible eso? ¿Estar dentro de una visión en el pasado y wargearse en el presente?

Meera arrastra al dormido Bran, antes mata a uno de los guardias del Rey de la Noche con su lanza de vidrio dragón. Mete a Bran en el trineo y trata de huir. El Rey de la Noche mata al Cuervo. Antes de morir, Leaf se las arregla para reventar a varios zombis con una de sus granadas de fuego. Verano mata a varios Caminantes, pero otros lo  apuñalan cobardemente.  ¡Ohh Verano!

Meera logra sacar a Bran de la cueva. Los sigue Hodor. Alcanza a cerrar una puerta, pero los monstruos la empujan. Meera grita “Hodor. Hold the door! (¡Sujeta la puerta!” Hodor la obedece, Ya Bran no está adentro del gigante, pero los gritos de Meera traspasan el tiempo y llegan a ese lejano patio de Invernalia. Bran se da cuenta que Wylis-Hdor lo mira. Peor aún, Hodor oye el grito de Meera. Su cerebro estalla. Rueda por el suelo, víctima de un ataque epiléptico. Repite sin cesar “Hold the door! Hold the door! Holdoor! Hodor!”

No sé ustedes, pero esto me sonó tan bizarro como la historia del Primo Orson.

Lo mejor del capitulo

De como un sucio proxeneta, abusador de mujeres, fue arrinconado por dos damas.



La obra de teatro. A muchos les pareció larga A mi me divirtió más que la pantomima de Los Cinco Reyes de la Boda Gris. Al principio me reí con Ned. Luego al ver el rostro de Arya, sentí empatía. Me dio vergüenza, tristeza, angustia sobre todo al revivir lo que ella vivió en esa plazoleta donde su padre fue ejecutado.


La declaración de amor de Ser Jorah, y su frase. “Solo he buscado serviros” ¿No es eso el verdadero amor? ¿Servir al amado?


Meera atravesando al Caminante con su lanza.


La capa de piel de oso parecida a la de Ned  que Sansa cose para su hermano.


El discurso de Theon a favor de su hermana.


Kinvara.


Lo peor del capitulo
El silencio de Melisandre.

El plan mamerto de Euron y la estupidez de los isleños que lo secundan.

Todo el arco de Bran incluyendo la inútil muerte de Summer.


viernes, 20 de mayo de 2016

Depredadores, lejanos y cercanos: Penny Dreadful 3x02


Ah,  Reina Elle, así que los Dreadful teníamos razón.  El Sweet era de todo, menos Sweet.   Este ha sido un capítulo lleno de sorpresas. Kaetenay no es la figura paterna que creíamos, y Hécate se convierte en la salvadora de Ethan ¿pero por cuánto tiempo? Vamos a comentar "Predators Far and Near," la segunda entrega de la tercera temporada de "Penny Dreadful".

Es increíble lo buen sastre que es John Logan y el cuidado con el que hilvana su historia. No hay en su historia patinadas como las de Lord Fellowes en  “Downton Abbey” o arbitrariedades  incoherentes como las de Los Arcángeles en "Juego de Tronos".

Vamos primero a Londres donde Jekyll y Frankenstein han abierto su laboratorio. Jekyll trabaja de día en Bedlam, el infame manicomio, donde experimenta como un Maestre Qyburn cualquiera. Este año parece que estaremos gozando de una revisión de la psiquiatría de la Belle Epoque.

Jekyll está empeñado, antes de domar a Lily, de curar a su amigo. Quiere que deje las drogas y se alimente más. Lo lleva a un salón de té a comerse una chuleta. En el transcurso del almuerzo,  el mestizo cuenta su historia. Es hijo de un noble inglés y de una dama hindú. Cuando ya harto de su exótica amante, el Lord Jekyll se vuelve a Inglaterra, la madre soltera cae en desgracia. Es repudiada por su familia y se convierte en una Intocable literalmente ya que contrae lepra y muere de ese mal. E  padre de Jekyll lo hace venir a Inglaterra donde lo educa, pero no se gana el cariño del hijo.

El médico sueña con el día en que su odiado padre muera y le deje titulo y fortuna. Que siga soñado porque los bastardos no heredaban nada en la Inglaterra victoriana,  y menos un mestizo. El color de piel de Henry Jekyll es también un impedimento para encontrar empleo. Solo un antro como Bedlam  lo acepta y en calidad de anestesiólogo para calmar a los orates que son tratados como la escoria de la tierra.  Ni los ordenanzas llaman “doctor” a Jekyll.

Victor asiste a una demostración de los experimentos de su amigo. Traen a un loco furioso y lo plantan en una silla de barbero que Henry tiene en su sótano-laboratorio. Lo presenta. Es el Señor Balfour, un independistas escocés que tuvo la temeridad de atentar contra la vida de la Reina Victoria. Lo encerraron  en Bedlam donde ha perdido la razón. Ahora es peor que Ethan en plenilunio. Hay que amarrarlo y amordazarlo. Jekyll inyecta algo en el cuello del demente y éste se calma totalmente y pide con gran cortesía un vaso de agua. Victor está asombrado. ¿Servirá esto para Lily?

Lily y Doryan Gray aparecen este episodio. Los vemos llegar de noche al Limehouse en busca de uno de esos “clubes privados” donde se practica lo ilegal y lo pervertido. Este tugurio atiende a sádicos. La pareja se encuentra sentada en un semicírculo y rodeados de encopetados señores en traje de noche. Por el recibimiento del dueño a la pareja sabemos que el espectáculo consiste en torturar y matar a una jovencita a la que traen desnuda y con los ojos vendados. 

Le quitan la venda, la niña escupe a su verdugo (un encapuchado) éste la cachetea, pero eso solo un entremés. Hay una variedad de instrumentos de tortura cerca. El encapuchado elije un mazo con clavos, pero antes que golpee a la niña Doryan se para y lo mata de un balazo. Lily pega un salto de gata y con un cuchillo que extrae de su ropa procede a degollar a los sádicos. Los que quedan vivos son ultimados por Doryan. Lily recoge a la niña desmayada y le ruge “¡Eres mía!”

La chica despierta en una cama limpia, vestida  con un camisón de encaje. Baja la escalera (está en la mansión de Doryan) y lo ve bailando con Lily. Esta le informa que una vez ella también se prostituyó y fue maltratada. Ahora quiere que la chica la ayude en su “monumental” venganza.
Esa noche, Víctor va a casa de Doryan y se sienta en un banco afuera a espiar a Lily que se prepara para dormir. La ex Bronna baja y de manera muy gentil, intenta convencerlo de que se vaya, que se olvide de ella. “Yo te creé” argumenta el científico loco. Su deber es protegerla. Lily determina que ella es la verdadera creadora en este cuento. Lo besa en la boca y le dice que se vaya.  Cree que Victor sufre del dolor de un primer amor y de eso siempre se sobrevive. Ni tanto, hay tanto adolescente suicida.

Victor confía demasiado en que Henry Jekyll lo va a ayudar. Como lo han adivinado muchos Dreadful, el personaje está obsesionado, homoeroticamente hablando, con Víctor. Lo dijo “Las cosas que se hacen por amor”. Con ese reconocido adagio  ya vemos a Bronna-Lily siendo aventada por una ventana de la torre.

Entretanto, las autoridades nuevomexicanas ponen en marcha su engranaje para la captura de Ethan Chandler, nacido Talbot. Mientras se fotografía a los alguaciles muertos, todos muy ordenaditos en sus ataúdes, en la oficina del sheriff hay un match entre Rusk y un nuevo personaje. Se trata del Agente Federal Ostow, un representante de La Ley de la Frontera (oxímoron total) y de un estilo de vida que repudia el colonialismo británico del cuan los yanquis se han liberado. Se burla de Rusk, un manco citadino que pretende encontrar un asesino en serie  en un chamizal desconocido y perdido.

Rusk también tiene un código de conducta. El sirve a su Reina (La Primera de  su Nombre, La que No Arde) y hasta que no vea a Chandler, Talbot o como se llame, colgando de una horca no se presentará ante Victoria. Y que Oslow no pierda el sueño sobre su invalidez. En servicio de la Corona ha cabalgado por terreno peor, con un brazo sabe manejar un caballo y también ver en la distancia. Según él. Ethan y su gente se han detenido en u poblado llamado Cascabel y van camino a la Cordillera Talbot (¿Cacharon? Talbot, es la tierra de las familia del fugitivo) “El lobo vuelve a su guarida” sentencia Rusk

Olvidémonos de estas jactancias de nachos con acentos diferentes. Lo importante es que afuera en un banco esta Hécate, con su vestido blanco sin una mancha de sudor y con sombrero, como toda una dama. Lo ha escuchado todo, sonríe como brujita y se pone de pie. Ya sabe dónde ir.

Me gusta como John Logan ha conseguido enlazar las historias de manera que aunque en continentes diferentes, los personajes se encuentren. Malcolm y su fiel compañero indio van en un buque de mala muerte rumbo a Estados Unidos. Malcolm le escribe a Vanessa sin contarle del verdadero motivo de su viaje. Según él se va de cacería. Estas cartas dan un tono epistolar al capítulo y es un homenaje a sus fuentes de origen. Drácula y Frankenstein.

Katenay le cuenta al explorador sobre su extraña relación con “su hijo”. Ethan participó en matanzas de Apaches. Arrepentido, fue en busca de Kaetenay, uno de los últimos sobrevivientes y le suplicó que lo dejara sin cabellera. Katenay prefirió dejarlo vivo, para verlo sufrir. En vez de continuar explicando de qué forma hizo sufrir a Ethan (¿tendrá que ver con su licantropía?), Kaetenay le pregunta a su compañero de viaje si alguna vez ha odiado a alguien tanto que antes de matarlo, ha preferido tenerlo cerca para verlo sufrir. Malcolm reconoce  que es lo que sintió por Vanessa, pero con el tiempo llego a amarla como una hija. Es lo mismo que ha ocurrido con el Apache.

Y de ahí viene lo único confuso del capítulo. En el barco, Kaetenay decide hacer un ritual-sahumerio para viajar astralmente hasta donde está Ethan. Lo encuentra y se le mete en el sueño. Y aquí viene lo misterioso. Ethan agrede al Apache. No lo saluda como a un padre. Lo acusa de haber matado gente, quiere su cabellera. Es como si existiera, en ese espacio onírico, una reversión de roles. Kaetenay lo llama “Apache” pero Ethan reniega del título.  Kaetenay dice que necesita de Ethan y ahora sabe donde encontrarle. “Tengo sangre en los dientes y en mi alma, creo” es la manera de Chandler-Talbot de rechazar un empleo.

“Eres exactamente el Apache que busco” es la despedida del chamán (oye, si  con una pipa, unos abalorios y un poco de humo sabes meterte en la cabeza de un dormilón que esta a miles de millas de distancia tienes que ser chamán).

Esa noche, los secuestradores de licántropos llevan a Ethan a un puesto de esos del Oeste donde venden de todo. Es el famoso “Cascabel”. Mientras desahogan sus aficiones shopaholicas, dejan al lobo encadenado cerca de una mesa. Una viejita india limpia la mesa y reconoce a Ethan. Le habla en el dialecto (ya, ya sé, esta es Maria Oupenskaya del filme de Lon Chaney). Le dice que es parienta de Kaetenay. “¿Dónde está el viejo demonio?” pregunta el lobo. La anciana le cuenta que toda su familia ha sido desterrada a Oklahoma. Solo Kaetanay se libró de ese destino. “Te ayudaría si pudiera” le dice con tristeza mirando las esposas que encadenan a Ethan. El la llama “madre” y al ver que el plenilunio se acerca, le pide que se vaya. La Apache obedece y la luna llega gordita a mirar al hombre recordándole que es lobo.

En un segundo, Ethan, convertido en monstruo, comienza dar arañazos. Sus garras son como las espadas de Ser Arthur Dayne. Da cuenta de casi todos los secuestradores. El líder saca un revolver con mano temblorosa ¿Puede matar un licántropo sin una bala de plata?  No llegamos a saberlo porque tras él llega Hécate en uniforme de Nightcomer (desnuda, calva y tatuada). Mata al del revólver y se enfrenta al Lupus Dei que la saluda con u gruñido (uff, Lord H. me saluda así a veces).

Y volvemos a Vanessa en Londres, lista para su segunda sesión con la psiquiatra. Se ha cambiado de ropa y llega enguantada a la cita. La recibe un Renfeld tan agitado que parece más loco que los pacientes.

La Dra. Seward le dice a Miss Ives que taparse las manos no le quitara la comezón. Para hacer mas entretenida la sesión pretende grabar las confesiones de Vanessa en un artilugio milenario, unos cilindros de cera, precursores de las grabadores. La paciente se sobrecoge. No le gusta la idea de dejar un record de sus secretos. Espera, niña, a vivir en la era de la fotografía digital, Blu-Ray  y los camcorders.

Seward ordena a su paciente que le dé un reporte completo de sus pecados. Nerviosa, Vanessa comienza por la seducción del novio de Minna, de ahí continua, y continúa. Al final, médico y paciente están agotadas. La psiquiatra le ordena a Miss Ives hacer algo que “la haga feliz”. Vanessa parte al Museo a buscar al Dr. Sweet. No, nena, no. Lo peor que se puede hace es intentar quitarse un clavo con otro clavo.

Encuentra a al zoólogo dando una charla sobre lobos. Al verla, finge  no recordar su nombre, pero cambia el tema. Ahora charlará sobre escorpiones. El Pequeño Escorpión acapara la atención del maestro y levanta la mano más veces que Hermione Granger. Al acabar la charla, Sweet acompaña a Vanessa. Sigue sin acordarse de su nombre, pero se deja ver en su lado más vulnerable. Confiesa que aunque el museo patrocina expediciones en busca  de material nuevo, él siempre se queda en Londres. Comparte sus sueños de explorador, sueños perdidos de un niño  cuyo ídolo era El Capitán Nemo. Vanessa dice que su ídolo es Juana de Arco quien nunca perdió su fe y murió por sus ideales.

Esa noche, Vanessa decide trasgredir las costumbres de esa época e invita al zoólogo al cine. Cine, cine no es, falta un año para que Los Lumiere inventen la cámara. Se trata de una exposición de diapositivas ilustrando las Veinte mil leguas de viaje submarino, el libro favorito del Dr. Sweet. Vanessa observa la felicidad en la cara de su amigo. ES conmovedora su necesidad de hacer feliz al hombre que le interesa. La entiendo, pero es tan peligrosa esa empresa.

Acabado el show, Vanessa continua en onda osada y ofrece a Sweet llevarlo a tomar café a Simpson’s-on-the-strand (uno de los restaurantes de moda de entonces). El se niega y ella se va a casa a pie, pero  seguida por toda la horda vampira.


Esa noche, el alborotado Renfeld vuelve al galpón de los vampiros. Necesita sangre, pero el Amo antes quiere un informe completo. Renfeld le dice que Vanessa le contó su vida y milagros a Seward, pero esta no le creyó una palabra. Complacido, El Amo permite que el secretario beba de su muñeca. La cámara enfoca su mano, sube por el antebrazo y vemos (¡Lo sospeché desde un principio!) que Drácula es…. ¡el Dr. Sweet! Me uno a todos los críticos que antes que yo han exclamado “¡Pobre Vanessa!”