domingo, 14 de diciembre de 2014

Ganando el Juego de Tronos: un nuevo libro sobre nuestro tema favorito


Cada día que pasa aumenta el material nacido de Una Canción de Hielo y Fuego. Además de juegos de rol y tablero,  atlas y muñequitos, tenemos libros que buscan acrecentar nuestra percepción de la franquicia. Para mi ultimo cumpleaños, mi hermano me regaló Winning the Game of Thrones: The Host of Characters and Their Agendas (Ganando el Juego de Tronos: El equipo de personajes y sus agendas) un libro que ha superado mis expectativas y espero cmentar en e futuro con ustedes.

Aunque la bibliografía “tronera” es vasta y variada,  puse este libro en a lista de regalos de Amazon debido su autora. Valerie Estelle Frankel es una ex docente de La Universidad de San Jose, California. Hace unos años abandonó el mundo académico para adentrarse en Los Reinos de Fábula. Comenzó  con una galardonada  parodia de Harry Potter “Henry Potty” de la cual salió con un gran respeto por la saga de Rowling y por el genero fantástico.

Desde entonces está embarcada en el  análisis sobre todo tipo de fantasías. Ha publicado obras sobre The Mortal Instruments, Divergente, Harry Potter, Los Juegos de Hambre, Outlander, y sobre series de televisión como “Buffy”, “True Blood” y el “Dr. Who”. Además ha escrito una excelente guía sobre la búsqueda heroica  donde desarrolla un esquema que mas tarde aplica en sus obras a muchas heroínas, entre ellas a Daenerys Targaryen. Sobre Una Canción de Hielo y fuego, y sobre Juego de Tronos”, ha escrito tres libros. Symbols in Game of Thrones, The Women of Game of Thrones, y este que acabo de leer.


Es un libro tan escueto (apenas 200 páginas) que consigue abrir mi apetito, pero me deja con gusto a poco. A juzgar por comentarios de críticos y lectores mi experiencia no es única. Sin embargo, a pesar de su brevedad, se las arregla para abarcar casi todas las interrogantes que nos deja la obra martiniana. Aunque me desilusiona que los personajes en los que  hace hincapié sean Bran Stark, Jon Snow, y la mencionada Khaleesi, no me sorprende ya que se ha vuelto estándar considerarlos como los “más heroicos” de la saga.

Ganando Juego de Tronos inicia con una exploración del pasado, que it is known es el meollo de la Canción, y de pasado que mas me interesa, ósea los quehaceres de Los Targaryen. La segunda parte está dedicada a preguntas que todos nos hacemos ¿Quién es la madre de Juan Nieve? ¿Quién es realmente Jaquen H’rgar? ¿Por qué Arya no aprovechó mejor la oferta de mercenario? ¿De dónde salieron los huevos de dragón? Y otras parecidas.


En su tercera porción, Miss Frankel examina brevemente las diferencias entre serie y saga, ofrece libros parecidos a GOT para el lector hambriento, y termina intentando responder la omnipresente pregunta de si la Canción de Martin es feminista o no. Sigue a esto una fascinante investigación de todas las posibles fuentes de inspiración de Ser George R.R. Martin para su creación de Poniente y Essos. Ahí caben factores históricos, mitos, obras clásicas, comics y hasta otras novelas de Martin.

La penúltima sección está dedicada a los ya mencionados protagonistas: Jon, Bran y Dani y sus búsquedas heroicas. Acaba el libro con un listado descriptivo de Las Grandes Casas de Westeros, más una bibliografía, índice y notas. Para ser tan corto, el libro está muy bien organizado. Se ha intentado, y a ratos logrado, cubrir toda la información que nace de esta obra-fenómeno. A su modo “Ganando Juego de Tronos” se convierte en un curso instantáneo sobre a saga para Los Inmaculados que no tienen tiempo de leerse cinco libros.

El mayor defecto de este libro es su abreviación, porque la autora tiene mucho que decir y mucho que cubrir.  Espero que lo haga en otros libros. En cuanto al contenido de éste, prepárense, porque de ahí surgirán (D-s mediante) muchos posts futuros.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

La temida Backstory: Lo que aprendí de Ser George R.R. Martin


Una de las pocas gratas sorpresas que nos depara la Quinta Temporada de “Juego de Tronos” es la posibilidad de ver en vivo y en directo la profecía que una hechicera le hizo a Cersei en su juventud. Las palabras de Maggy, La Rana son tan fundamentales para la trama de Una Canción de Hielo y Fuego que los productores optaron por romper su propia regla de no incluir flashbacks en la serie. ¿Cuál fue el motivo para crear  una  regla que impide mostrar en pantalla todo el pasado de personajes y del universo Martiniano? ¿Y es realmente malo, como piensa la industria editorial, incluir el recurso  de la backstory?


Backstory (literalmente “un cuento de atrás”) es como se denomina al trasfondo antiguo de los personajes y del mundo que se describen en una trama. A menos que una historia comience como David Copperfield con el nacimiento de un protagonista, toda ficción compleja posee un bagaje de  antecedentes que en algún momento harán sentir su peso sobre el presente de los personajes principales. Estos antecedentes se transmiten a través de  técnicas, como la evocación, el dialogo nostálgico y  el flashback , racontoanalépsis.



La evocación  ocurre cuando un personaje recrea en su memoria lo que las circunstancias,  la entrada de una persona a su vida o el mismo medioambiente, le provocan recordar. Asi nos presenta el autor a Daenerys en Juego de Tronos. La futura Khaleesi aparece acicalándose para conocer a su futuro marido, pero mentalmente ella recuerda su infancia, sus desdichas, y  la famosa casa grande con la puerta roja que considera su hogar.


La saga de Martin está plagada de ejemplos de la backstory presentada en forma de diálogo. Ser Jorah le cuenta a la Khaleesi su pasado y los hechos por los cuales es ahora un exiliado. De igual manera, Sam usa el diálogo para contarle a Jon Snow los motivos por los que se ha unido a La Guardia Oscura. Y por supuesto la mas poderosa backstory vía-dialogo de todos los libros es la confesión de Jaime a Brienne en la Tina de Harrenhaal.


Mi recurso favorito para conocer  el pasado en una obra de ficción es el flashback. Ese viaje al ayer en que somos testigos de  eventos vetustos que otros en la historia presente desconocen. Ahí es donde pertenece la profecía del Valonqar. Que Los Arcángeles hayan quebrantado su tabú sobre el racconto indica la gran importancia que tiene y tendrá en la trama el vaticinio de Maggy, La Rana. ¿Significa esto que otras profecías como las de Azor Ahai (cuyo nombre ni ha sido pronunciado en la serie) no son tan importantes? Eso nos lleva a otra pregunta ¿Por qué obviar toda la importante carga informativa del autor sobre la historia pretérita de Westeros y Essos?

La respuesta fácil es tiempo y espacio. Sin embargo, han gastado tiempo en inventarse hechos  ya  acaecidos que nunca llegan a desarrollar (la criptica biografía de Shae) o que acaban en baldías, por no decir absurdas y grotescas, escenas  (el cuento del Primo Orson).

En algunas ocasiones les han quedado fantásticos los esfuerzos por usar el pasado para describir personajes. El mejor ejemplo está en todas las escenas inventadas para Jaime en la Primera Temporada. A través de diálogos del Matarreyes con su hermana, su Rey y hasta con Jory, la serie nos brindó un hor d’oeuvre para abrir nuestro apetito y querer conocer mejor al personaje más sabroso de la saga.


Y si hablamos de erotismo (y decir Jaime ya abre esa puerta), hasta han convertido la backstory en foreplay en la manera en que la difunta Talisa termina admitiendo al Rey del Norte en su cuerpo. Como recordarán, antes de desvestirse, la enfermerita le cuenta una triste anécdota de su infancia en Volantis y ya con eso se gana la mano y toda la anatomía de Robb Stark.

La backstory martiniana añade profundidad, complejidad, suspense y hasta erotismo a la trama. Sin los cuentos de La Vieja Tata no nos moriríamos de miedo de Los Caminantes Blancos, ni sabríamos quien es el Rey de La Noche. Y qué bien la hicieron en la serie de combinar uno de esos cuentos (La Rata Cocinera) con la llegada de Sam al Fuerte de La Noche.

Rhaegar y Lyanna son el gran enigma de esta saga, pero también su pareja más romántica. Lo divertido es que los conocemos solo gracias a flashbacks, menciones en dialogo y otros medios evocativos que son parte de la backstory. Sin embargo, Los Inmaculados no saben quienes son estos personajes importantísimos en el libro. Eso se debe a la decisión incomprensible de Weiss&Benioff de recortar la backstory. Casi tan incomprensible como el gastar en una actriz y en caracterizarla como Qaithe de las Sombras si nunca vamos a oír sus famosas profecías.


Por lo menos la temporada pasada supimos quien era Elia Martell. ¿Y a quién no se le estrujo el corazón con la evocación que La Víbora Roja hace de su masacrada hermana en la celda de Tyrion? No solamente Oberyn nos relata la horrible muerte de su hermana, y su deseo de vengarla, además nos pinta un retrato de Los Hermanos Lannister en su infancia, del odio que Cersei ha sentido por Tyrion desde que el Gnomo estaba en la cuna, y de como Jaime siempre defendió a su contrahecho hermano.

Desde mi perspectiva de escritora amateur, la lección más importante que me ha enseñado Martin es el valor de la backstory. No es el primero en apreciar ese recurso literario. Ya en días de   Aristóteles, el filósofo  lo alababa en su Poética. En el pasado, la literatura universal lo ha usado y abusado desde La Odisea hasta Cumbres Borrascosas,  desde Las Mil y una Noches  hasta  Proust. Hay escritores que usan la nostalgia por el pasado con tal maestría que llegan a otorgarle backstory hasta a los objetos. Esos son los casos de Oscar Wilde en sus cuentos y de Ramón de Valle Inclán en sus Sonatas.

El pasado es importante y en más de una ocasión necesita ser intercalado en una trama presente, lo vemos en las series de televisión modernas. Con la excepción de “Downton Abbey” todas mis series de televisión favorita lo incluyen o han incluido. La technical del analépsis  salpica  “True Blood”,” Sleepy Hollow”, “Boardwalk Empire”, “Mad Men”, “Grey’s Anatomy”, “Revenge”, “Miss Fisher's  Murder Mysteries” y “Penny Dreadful”. ¿Qué hubiera sido de “Lost” sin sus flashbacks? ¿Qué seria de “How I Met Your Mother “o de “Once Upon a Time” sin ese subterfugio? ¿Entonces por qué temerle tanto a la backstory?

El pasado que Martin deja colar en sus libros ha contribuido a convertir a su Canción en una franquicia. Sin esa glotonería por saber más de Poniente los troneros no gozarían de esa precuela que abarca las aventuras de Egg y Dunk, ni se crearían libros sobre la geografía martiniana, y la historia de ese universo inventado. Tal como hay quienes viven obsesionados con saber cómo ocurrieron las cosas en ese prehistórico longevo invierno en que Los Otros invadieron Poniente, a mi me obsesiona saber que catástrofe provocó la destrucción de Valyria y si hubo ahí algún error mágico o fue un cataclismo natural. Y todo eso gracias a la backstory martiniana que nos ha dejado gusto a poco.


No significa eso que el mundo de la Canción gire solamente en torno al pasado. Es ahí donde Ser George nuevamente  demuestra su maestría. Sus  técnicas narrativas más usadas son las que componen la backstory, y la profecía. Esta última es la antítesis de la backstory puesto que se relaciona con hechos futuros.

La trama de la saga está subordinada a la  dicotomía pasado-futuro. Los personajes mayores viven equilibrándose en una espada de doble filo. Por un lado, su vida es determinada por lo ocurrido antes de ellos nacer, por otro, son los sucesos del mañana los que guían sus pasos. Los habitantes de Poniente y Essos deben sus personalidades, circunstancias, logros y desdichas  a los actos de sus ancestros. Los mismos continentes, la topografía y el clima van encadenados a sucesos remotos.

Como ya voy por la segunda pagina, creo poder incurrir en la auto referencia. Sin George R.R. Martin yo no me atrevería a escribir una historia en la que la backstory se vuelve un recurso frecuente hasta el punto de la omnipresencia. Es algo impensable puesto que una pauta fija de la industria editorial estadounidense es que hay que minimizar la backstory y jamás incluirla en el primer capítulo.

Existe un consejo para los escrtores princpiantes: “pon a tu protagonista, ya en el primer párrafo,  a punto de despeñarse de una cima. Más adelante tendrás tiempo de contarnos quién es y cómo llegó ahí”. Curiosamente, Bella Swann, desde antes de su llegada a Forks, y en el primer capítulo,   ya nos está contando, quién es, de donde viene, quiénes son sus padres y por qué ha preferido venir a vivir con su papá en este pueblo perdido en un bosque, en vez de seguir con su madre. Pero si me pusiera a revisar la cantidad de reglas que se ha saltado Stephanie Mayers en Crepúsculo tendría para hacer otra nota completa.


¿Pero de dónde nace la regla? La pregunta sobra, ya sabemos de donde nacen reglas arbitrarias. Son el producto de alguna torpe encuesta o estudio que demuestra que el público es tan bobo, que se distrae fácilmente y que cuando comienzan a poner demasiados personajes y a saltar del hoy al ayer se confunden y aburren.

Cuando escribí La Puerta de las Tempestades, descubrí que era imposible evitar la backstory. Por eso mi primer capitulo es una yuxtaposición del presente y del pasado. Solo así puedo dar un retrato completo de la heroína-narradora. Lo mismo ocurre, más adelante, cuando otro narrador  presenta al protagonista con el lector.

Como entonces no escribía para industrias gringas, hice trampa. Pero siempre me sentí un poco culpable. La culpa sólo acabo cuando leí Una Canción de Hielo y Fuego. Si lectores de todo el mundo se enamoran de una obra que a cada rato lanza miradas retrospectivas a hechos acaecidos en pasados cercanos y lejanos, entonces la backstory no debe dar miedo. Por el contrario,  es un recurso legítimo y útil.

En mi nueva novela que es un experimento total, cuya mayor ambición es la de (parafraseando a Sir Terry Prattchet) contar el cuento que quiero leer, utilizo la backstory a destajo. Quiero contar un cuento, pero quiero contarlo ben trovato como dice el dicho italiano, por eso tomo como ejemplo a Ser George R.R. Martín el maestro de la backstory.

¿Aburre tanta alusión al pasado en la saga de Martín? ¿Se extrañan esas remembranzas en la serie? ¿En general, les gustan los flashbacks? ¿Pueden recordar filme, serie o novela donde el uso de la backstory estuviera tan logrado como en Una Canción de Hielo y Fuego?

domingo, 7 de diciembre de 2014

The Akeda: Sleepy Hollow 2x11


La muerte de mi personaje favorito perdió impacto en este final de media-temporada gracias a una avalancha de lugares comunes y  pesadas y desubicadas discusiones familiares. Lo más atractivo que nos deja “Sleepy Hollow”, es la posibilidad de conjeturar sobre lo que puede ocurrir con la serie si realmente  murió Móloc. ¿Qué pasó en “El Akeda”.

Los Testigos, armados de la espada de Matusalén, parten a detener el Apocalipsis. Camino a La Mansión Frederick, una apocalíptica tormenta eléctrica destruye el  motor del auto de a Teniente Mills . Tienen tres opciones: esperar un taxi, ir a caballo (la opción preferida de Ichabod) o montarse en una Harley. Escogen la última. Como corresponde, Abbie (que fue motera en su loca juventud) es la que conduce.  “¿Dónde esta el cinturón de seguridad?” pregunta el preocupado Profesor Crane. Fue mi escena favorita de la noche. Hay algo tremendamente sexi en una pareja en moto, y no se quejen, feministas. Ichabod ocupó el asiento trasero.


“¡Cuando todo esto acabe, tengo que conseguirme una de estas! “comenta el profesor a su llegada a Fredericks Mansion. Esa es mi primera visión del futuro de esta serie. Ichabod en motocicleta recorriendo el país y descubriendo más idiosincrasias de los Estados Unidos del presente.


Fredericks mansión está a oscuras y silenciosa. Parece abandonada. Pero, no, los gemidos de Katrina (y eso que está amordazada) los llevan al patio donde Abraham tiene a su novia maniatada y está a punto de decapitarla. Ichabod lo desarma y apoya la punta de la espada mágica en el pecho del rival. Ohh, pero El Jinete tiene una última carta y les cuenta e viejo truco de a espada. El que la usa, muere en el acto. Es lo que exige el arma, un alma por un alma.

Los Testigos no le creen, pero Kat si. Suplica que esperen a que revise unos libros para saber si Abraham dice la verdad. En medio de la tormenta, mandan a Miss Jenny a buscar los libros. La recadera se los trae a la bruja que descubre que lo dicho por Sin Cabeza es cierto. Vuelven a punto 0. Nadie puede usar esa espada. A Miss Jenny se le ocurre una solución. Necesitan a alguien que no tenga alma para blandir la espada  ¡Irving!

Entretanto, amarran a Abraham y Katrina lo interroga. Necesita saber donde están Moloc y Henry.  Abbie le di ce a su amigo que entiende que para él es difícil ver juntos a Katrina y a su ex novio. Le recuerda que Katrina no quería que mataran a Abraham. Aunque lo que La Teniente Mills quiere decir es que no confía en la Señora Crane, suena como si dijera “Olvídate de Katrina. Soy mejor que ella”.

Sigue a esto un momento telenovelero. Ichabod entra a la sala de interrogación, justo cuando su mujer le dice con voz temblorosa al Jinete que ha llegado a quererlo. Cof, Cof. Mas tarde, Ichabod habla con la bruja. El intenta auto convencerse de que Katrina está sufriendo del Síndrome de Estocolmo. Intento fallid que deviene en una lluvia de reproches por parte del profesor. Le recuerda a su conyugue cada engaño, cada traición, ya solo falta que la acuse de no saber cocinar. Katrina reacciona ofendidísima, y deciden de mutuo acuerdo, que por ahora serán camaradas, pero cuando hayan salvad al mundo ya no serán un matrimonio. Primera cosa sensata que dicen en este capítulo.


Los Testigos van en busca de Irving y lo encuentran encapuchado en una alcantarilla. Al comienzo, el ex policía no tiene muchas ganas de sacrificarse, pero finalmente reflexiona que entre vivir debiéndole el alma a Móloc o morir matando a Móloc, lo ultimo suena más entretenido,  (al menos saca a Orlando de la gaveta donde lo tenían guardado toda esta temporada) Irving exige de Jenny una promesa, que  siempre velará por su mujer y su hija (que ni han aparecido esta temporada. Ni me acuerdo de sus caras).


Me parece muy bonito que Irving sea tan heroico, pero es anti climático y oportunista, por no decir hipócrita, que después de pasarse una temporada jurando que sacrificarán sus vidas para salvar a la humanidad, Los Testigos le  pasen la pelota a otro.

 Irving ahora tiene la espada matusalénica, pero los demás necesitan  de un arsenal mágico. Mejor dicho necesitan de una excusa para meter a Hawley en el programa.Se encuentran al rubio de juerga en el único bar del pueblo. A Hawley no le parece tan importante que el Apocalipsis esté teniendo lugar allá afuera, más importa tener nenas y chelas adentro.


Lo sacan al patio y ve que está granizando sangre. Hora de ir en busca de pistolones, espadas, ballestas etc. Katrina se encarga de otorgarles poder con sus ensalmos. Pero sus hechizos son débiles porque la llegada de Móloc ha precipitado una fusión del mundo real y el Purgatorio. Cosa que no ocurre todos los días, pero cuando sucede debilita los poderes de la bruja. A Hawley le parece admirable que Ichabod se haya casado con una hechicera, será el único que pensar así.

Lo que si es admirable es la paciencia de Móloc que ha detenido todo su ritual para darles tempo a los Testigos para interrogar a Abraham. Irving lo amenaza con cortarle un brazo y El Jinete suelta la sopa antes de ser Sin Cabeza y Sin Brazo. Les dice en que bosque encontrará al demonio. Como ya no tienen más información que sacarle, El Equipo Salvemos al Mundo se dispone a acabar con El Jinete, pero Katrina, que  no pierde oportunidad de abrir la boca, suplica por la vida de su ex novio. 
Abraham sobrevive y Abbie le lanza miraditas significativas a un indignado profesor Crane.



Entretanto Móloc le da su regaño a Henry culpándolo de la captura del Jinete sin Cabeza. Henry se desespera y lloriquea recodándole a Papi Móloc lo bien y mucho que le sirve. Móloc no está muy convencido. Como ya los Testigos y su equipo están advertidos y vienen en camino armado hasta los dientes, Móloc ejecuta su plan de soltar a las almas del Purgatorio. Un ejército de Walking Dead avanza hacia el equipo. Logran herir a Abbie, a la que la mandan a descansar en la banca. Rugido general por parte del Feminismo Extremo.

Aunque Irving confiese que nunca ha tomado una clase de esgrima se desempeña como un Jedi en el campo de batalla, destripando zombis a diestra y siniestra. Móloc envía al Jinete de la Guerra, ósea el clon de Henry. El Jinete avanza hacia Irving que lo atraviesa con su espada. El Jinete muere. En otro lado del bosque, Henry se retuerce de dolor. Irving ha queda malherido… ¡y muere!

Mientras yo me pregunto si no es hora de apagar el televisor. Abbie en cámara entra y sin sonido (hasta eso sonó ficticio)  llega a recibir el último suspiro de su ex jefe.

Los Testigos se reúnen a deliberar sus próximos movimientos en la vieja Parroquia de San Enrique. Móloc, por supuesto, conoce su paradero, y envía a Henry su último sirviente a recuperar la espada. El ex devorador de pecados se asusta. Si ya su clon-armadura ha sido destruido, ahora él es vulnerable. Móloc no le hace caso, le recuerda que es un gran honor morir por él. Ya se cree Hirohito.

Henry-Kamikaze llega a la parroquia. Lo recibe Abbie, armada con la espada. Henry se parte de la risa y envía un set de lianas a atarle las piernas a la “Leftenant”. Abbie se burla. ¿Asi pretende detenerla? ¿Con raíces? La risa se le acaba cuando las lianas la apresan a ella y a su hermana. ¡Henry tiene la espada! Y comienza el juego. Llega Katrina por un costado. Musita uno de sus encantamientos. Ante el horror de Henry, la espada se deshace en sus manos. Entra al campo Ichabod. Tiene la pelota, digo la verdadera espada.

Aquí es la única vez que toma sentido el titulo del episodio. “Akeda” es como se denomina en hebreo al sacrificio de  Isaac. La prueba más terrible que Dios puede exigirle a un hombre, el sacrificio de un hijo. Henry se pregunta si Ichabod emulara a Abraham. Katrina suplica, Abbie apremia y El profesor Crane sale con una imbecilidad. Dios reemplazó a Isaac con un carnero. El carnero ahora es Móloc. A él hay que matar. Henry parece conmovido ante la estolidez de su progenitor, pero le dura un segundo. Ya se apodera de la espada y toma prisioneros a Los Testigos y su equipo.

Henry arrea a su ganado a bosque donde un Móloc complacido lo insta a cometer matricidio. Henry titubea. Katrina le pertenece a Abraham. Móloc se harta de tanta pavada. Abraham no importa, lo único que importa es su voluntad y que se cumpla.

Lo interrumpe Ichabod ofreciendo su vida por la de su esposa. ¿Acaso cree que lo van a dejar vivo? Henry se le acerca para matarlo de una vez. Pero siguiendo la tradición de “Sleepy Hollow”, no puede evitar mandarse un decurso anti-religioso muy pretencioso y confuso. Básicamente parece decir que uno no puede servir a un dios cruel, y es mejor matarlo. Acto seguido atraviesa a Móloc con la espada. …. ¡Y ahí quedó!


Yo creo que hay que analizar al ilegible Henry en términos freudianos. El odia a Ichabod porque lo considera un mal padre. Por eso quiere matarlo. Lo ha reemplazado con  Móloc, pero cuando su nuevo padre ya no lo satisface también lo mata en una variación de Complejo de Edipo. Eso no quiere decir que haya perdonado a sus padres o que se redima. Henry es irredimible.
¿Murió Henry? Se supone que es inmortal. ¿Murió Móloc? ¿Murió Irving? Los fans de Orlando Janes dicen que nadie muere en “Sleepy Hollow” y que lo seguiremos viendo. Eso cuando los guionistas se pongan de acuerdo y le encuentren algún propósito al personaje y a la serie.
Fue un buen capitulo que pudo estar mejor si le hubieran extirpado tanta basura de decursos, discusiones improcedentes y clichés. Tal vez entonces hubiera sido más impactante y sorpresivo.

En fin, a estas alturas, me atrevo a decir algo. Nunca me he credo el dilema paternal de Los Crane. Y es se debe a que John Noble, será un muy buen actor, pero es un viejito arrugado. Por eso me resulta grotesco que Ichabod y Katrina vean en él a un frágil retoño, mejor lo miraran como a un abuelito.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Hielo y Fuego en la Cuarta Temporada de Once Upon a Time


Esperé con ansias el regreso de la serie fantástica mas taquillera de la televisión abierta en Estados Unidos, pero después de 7 episodios, quisiera verla moverse un poco. Como ya saben los protagonistas de “Frozen” se trasladaron a Storybrook y al Bosque Encantado en una historia  que me deja helada. Por suerte los villanos del cuento, léanse El Señor Oscuro y Regina Mills están haciendo de las suyas lo que salva OUAT de decaer. SPOILERS para quienes no hayan visto esta temporada.



Elsa, la descontrolada princesa del hielo, ha llegado a Maine en busca de su hermana Anna que hace unos años, y en vísperas de su boda con Kristoff, se fue a buscar respuestas al Bosque Encantado sobre la muerte de sus padres. Ahí Anna se encontró con David (con la misma  melena de Bran Stark) en sus días pre-Príncipe Encantador. Lo ayudó a derrotar a Little Bo Beep (que termina de carnicera de Storybrook). Lo malo es que Anna ha desaparecido y todo indica que su desaparecedor es Rumpelstinkin.


Entretanto, Elsa quiere obligar a los habitantes de Storybrook a revelar el paradero de su hermana. Asi que en onda Súper Cool crea gigantes de hielo, cierra las salidas del pueblo con glaciares y casi congela a Emma. Swan se da cuenta que Elsa no es mala y la anima a  aprender a controlar su poder. 

El problema es que Elsa no es la única dueña de poderes congelantes y esto ha lleva a conocer a toda una dinastía de Reinas de las Nieves que rivalizan entre ellas en sus intentos de encontrar la felicidad que culminan siempre en alguien congelado. Que Rumpel esté metido detrás de toda esta faramalla es tranquilizador, porque es imposible que el Señor Oscuro se dedique totalmente a una existencia domestica junto su nueva esposa.

Por supuesto que más de uno habrá gritado indignado ante el supuesto cambio de Rumpel. Lo cierto es que el personaje de Robert Carlyle nunca cambió. Siempre ha tenido dentro de si la capacidad de amar a otros sean su mujer  o su hijo, pero genio y figura hasta la sepultura. Quien ha sido el dios de la magia en esta historia no puede dejar de seguir ejerciendo el poder.



Algo que Garfio, que lo conoce muy bien,  entendió y por eso fue quien descubrió primero la estratagema del Cocodrilo de cambiar las dagas. En cuanto a lo que se prevé, que apenas Belle descubra las mentiras de su marido corra a pedir el divorcio, tampoco me lo creo. Si por años Belle ha conocido y amado a Gold es porque reconoce lo rescatable, al igual que lo despreciable, que anida dentro de su marido. Aparte que...por culpa de Belle se murió su mamá, por culpa de Belle, Anna se cayó de una roca, y Belle casi degüella al marido. ¡Y eso que no han cumplido un mes de casados! Asi que no es quien para lanzar piedras.

Una cosa que me irrita es que nadie realmente entiende como funciona la mente de Rumpelstinstik. Garfio no le hace caso cuando Gold le aconseja no volver a “ponerse” su antigua mano; Anna desconfía de Rumpel y termina privando a otro de un antídoto que puede salvar su vida. ¿Por qué no aceptan que El Señor Oscuro sabe más que ellos y piensa más allá de sus estrechas mentes?

Confieso que la historia de Elsa, su tía, su abuela y toda la estirpe de las Reinas de las Nieves  me aburre y me molesta en extremo que hayan involucrado a Emma. El que Swan  haya descubierto  que su poder la coloca en el Hall de La Fama de Los Monstruos me es indiferente. Hubiera deseado que se fueran por otra senda con lo de Emma.  Hubiera preferido que se involucrara en la Operación Mangosta de Regina. Para que Emma realmente crezca necesita de amistades vigorosas como las de La Reina Mala, no de niñas patéticas como Elsa.


El mejor momento de la OUAT de esta temporada fue cuando Emma y Regina se enfrentaron al guerrero de hielo. Entiendo que Regina no quiera perdonar a Emma, pero eso no le impide luchar contra los mismos villanos a los que se enfrenta La Salvadora.

Ahora pasemos a Regina, no sé como Lana Parrilla finalmente me ha convencido (y su vestuario también) y se ha vuelto mi personaje favorito de este cuento. Primero la vimos hecha pedazos cuando la resurrección de Marian acabó con su sueño de amor. Regina, encerrada en su casona como animal herido que no se atreve a salir de su madriguera, me conmovió hasta las lágrimas. Casi tanto como el modo en que su hijo la obligó a dar la cara. Fantástico Henry gritando en la puerta: “Esta casa también es la mía. ¡Extraño mi cuarto!”

Lo admirable de Regina es que es una sobreviviente nata, y después de Gold, es la más lista y creativa del pueblo. Por algo es la mejor alumna del Señor Oscuro. Regina va en busca de Sídney (que placer volver a ver a Giancarlo Esposito) al que tenia escondido en alguna nevera, lo encierra en el espejo,  y le encarga descubrir quien escribió el libro de cuentos de Henry. Quiere obligar al autor a revisar y reversionar su historia para que alguna vez ella pueda ser feliz.



Sídney, como era de esperar, la traiciona, pero Regina tiene otro aliado. Me encanta que sea Henry quien quiera colaborar en la limpieza de imagen de su madre adoptiva. Y hablando de limpieza, se ha ido a trabajar con el abuelo porque hay que investigar a Gold que todo lo sabe. Rumpel le da al nieto una escoba y ya con eso visualizamos a Henry como el próximo aprendiz de hechicero.

Volviendo al tema fuego (porque si Emma ahora es hielo, Regina es candela pura) entiendo a quienes no shipean a la ex Reina Mala y al Robín Hood. El hombre vale hongo. Ósea, entiendo que el deber lo aleje de Regina y lo haga regresar con su esposa y madre de su hijo. Pero la razón me dice que no se puede despreciar a Regina Mills por una alelada como Marian que despierta o dormida es igual de sosa, y más encima pesada.



Regina, en un acto de gran nobleza, no solo salvó a Marian de un gigante de hielo, además está empeñada en descongelarla. ¿Y para qué? Si Robin se revela como un idiota y un inútil. Hace pasar a Regina un bochorno con eso de hacerla creer que puede desencantar a la esposa con un beso de Verdadero Amor, cuando su verdadero amor se apellida Mills. Pero, Regina lo quiere y no veo un candidato mejor a hacerla feliz en este cuento de nunca acabar.

Uno de las fortalezas, pero también de las debilidades de OUAT, es su capacidad de conjugar emociones humanas con magia, situaciones del mundo real  con el mundo fantástico. Muchas veces el malabarismo les queda mal, pero ahora en esta temporada me cae mejor Mary Margaret
precisamente porque ha dejado atrás a la bandida-rebelde-princesita y todo lo que representaba como Blanca Nieves, al interpreta a una mamá primeriza. Porque el embarazo y parto de Emma nunca nos lo han mostrado y parece que ocurrió en el terreno de lo mágico mas que en la realidad de pañales sucios y biberones. Ayuda el que Ginnifer Goodwin sea primeriza en la vida real y haya conservado figura y talla XPlus en la serie. Aparte de que  Mary Margaret habla en la jerga de post-mama, su aspecto corresponde al de una recién parida.

Mary Margaret quiso tener otro hijo para poder vivir lo que se perdió al embutir a Emma en un armario. Lo que ha descubierto es que la maternidad real y presente no es un cuento de hadas y menos cuando acepta ser alcaldesa de un pueblo de chiflados. Me encantó cuando le aulló a La Abuela y a Los 7 Enanos que ahora entiende mejor a Regina y que se fueran a comprar una linterna en vez de sublevarse por solo un pequeño apagón eléctrico. Es que para poder arreglar las crisis de Storybrook hay que se dura y agresiva.


Todavía no he visto el último episodio, pero ya me contaron un par de spoilers. Emma reniega de sus poderes, Rumpel se vuelve maaaloo de nuevo, y Regina y Robin  vuelven a los arrumacos. Me parece perfecto. Ojala Emma renegara de sus podres para siempre porque no veo en ella ninguna evolución emocional, el personaje está totalmente perdido y no merece tener habilidades mágicas.

En cuanto a Rumpel no lo culpo. El mejor que nadie sabe que a veces ser bueno es sinónimo de débil, sumiso y tonto. Tal como lo está descubriendo Mary Margaret en su rol de alcaldesa, no se vale ser tan bueno en un mundo donde los buenos son ingratos, indecisos, quejosos y ultra débiles.



Por ultimo, el feminismo extremo se queja de que para Regina un final feliz  se traduzca  en un hombre. A ver, Regina ha sido la mejor alumna del Señor Oscuro, casi aventajándolo en magia. Fue reina ultra poderosa y alcaldesa de Storybrook por casi dos décadas. Tiene un hijo que la adora, un gabinete lleno de pociones mágicas y el mejor vestuario del show. ¿Qué más puede pedir? Obvio que lo único que le falta es un hombre que traiga romance a su vida. ¿Desde cuándo que el amor es algo que una feminista no debe desear ni buscar?

domingo, 30 de noviembre de 2014

Magnum Opus: Sleepy Hollow 2x10


Este fue uno de los capítulos más enredados y pretenciosos que haya visto de la que considero una excelente serie. Es cierto que prendí mi televisor dos minutos después de comenzado el capítulo. Es cierto que en algún corte comercial tuve que ir a hacerme un café para despertarme, pero no puedo haberme perdido tanto como para concordar con muchos recappers que la serie haya perdido el hilo argumental totalmente.

Comenzamos con Miss Jenny portando al fugitivo Capitán Irving a algún refugio. Es de noche, Frank está deprimido y razones tiene de sobra para deprimirse. De ser un policía impecable e implacable, se ha convertido en un forajido fugitivo. Todo lo ha hecho por su mujer y su hija, pero ellas no lo saben y no las volverá a ver. Irving se ha vuelto escéptico y Jenny se aferra a una fe increíble, porque es lo único que tiene. Todo eso esta muy bien, pero aparece la policía e Irving salta del auto. ¿Adónde fue? 

 A mitad del capitulo vemos a Jenny en la frontera con Canadá esperando al Capitán. Irving no aparece. En cambio, Jenny recibe un texto en el que le dice que no puede huir y que prefiere quedarse oculto. ¿Ósea cuál es la diferencia entre estar escondido o huir?

En Sleepy Hollow, en menos de cinco minutos, Los Testigos se enteran que la Sheriff Reyes ha montado un operativo para capturar a Irving. Se comunican con Miss Jenny, y en su tiempo libre decodifican el grimorio de Grace Dixon, descubriendo el “arma” prometida por Mama Mills. Van al Libro de Enoch (una de mis lecturas favoritas) y descubren que Matusalén (si, el viejito de la Biblia) tenia una espada con la que pueden derrotar a Móloc.

Ichabod descubre que Katrina puede comunicarse a través del espejo. La pobre bruja le llora que no pudo matar a Baby Moloc que ahora anda convertido en un adolescente con aspecto de delincuente juvenil. Entretanto, Henry ha descubierto que sus padres se comunican a través e un espejo. Le toma un segundo volverse fisgón y espiar a Los Testigos. Se entera del cuento de la espada y envía a Abraham a buscarla.



Henry puede tomarse el tiempo para mostrarle a su madre su nueva adquisición, un shofar que servirá para anunciar la venida de Móloc. Me hace gracia que habla como si tuviera en sus manos una reliquia sagrada. Si solo es un cuerno de carnero, se puede conseguir uno en cualquier tienda de objetos judíos, y todos los rabinos tienen un par en casa.

El ex devorador de pecados se burla de su madre, de lo inútil que es con toda su cantinela de bondad y humanidad, le muestra el frasquito de veneno que preparó y no pudo usar. Katrina, que todavía no se da cuenta que su incompetencia la hace peligrosa, continúa intentando convencerlo de que en el fondo es un buen hombre. Aburrido, su hijo le grita que ahora verá a Móloc tal como es. Hay un vendaval, vuelan vidrios, pero ni ella ni nosotros vemos nada. Incoherencia total.

Esa noche, los Testigos se aparecen en unas ruinas de una iglesia para desenterrar la espada. El Jinete aparece también. Casi atrapa a Abbie, pero Ichabod lo llama con voz de trueno “¡Abraham!” El Jinete lo persigue, pero la luz del sol comienza a achicharrarlo.


Los Testigos tienen ventaja sobre Abraham. Pueden seguir su búsqueda en el día. Entremedio hay una serie de flashbacks que intentan demostrar la influencia que Abraham siempre tuvo sobre El Profesor. A ratos, Ichabod se lamenta de que todo en su vida ha sido determinado por otros. Vino a América por seguir a su amigo, se metió a defender a los colonos por influencia de Katrina, etc., etc. Abbie entorna los ojos con cada discurso. Esto suena a Ichabod rechazando responsabilidad por sus actos.


El capitulo es asi de impreciso. Descubren que todo tiene que ver con una caricatura política de Ben Franklin (¡otra vez!).Que es una serpiente, pero en realidad es un río y en la lengua viperina está la desembocadura y el paradero de la espada. Siguen los discursos pretenciosos de Ichabod sobre Oroboros y Los Templarios, y más flashbacks. Uno en que una Katrina totalmente anacrónica se pasea por un bar de la Nueva York dieciochesca. Mm, ni que fuera moza de taberna. ¿Alguien se acuerda cuando nos la vendieron como una modesta cuáquera?)

Todo está relacionado con un epigrama que acompaña el dibujo de la espada y que reza que quien la encuentre debe conocerse muy bien sino perecerá. Un poco petulante, La Teniente Mills asegura conocerse perfectamente (¿Desde cuando, Abbie?). Ichabod confiesa que se desconoce totalmente. Toda su vida ha hecho lo que otros quieren (¡Yaaaa! ¡A llorar a la plaza!) Y todo tiene que ver con Abraham y más flashbacks. Al final, algunos espectadores esperaban que el par de enemigos saliera del closet y se dieran un beso. Cualquier cosa para explicar tanto despelote argumental.

Ohh, pero aquí viene lo bueno. Los Testigos llegan al sitio indicado, una caverna-laberinto creada por Los Templarios (si ven los chanta documentales del History Channel sabrán que Los Templarios anduvieron haciéndose la América por aquí). Levantan la tapa, bajan por una inmensa escala de caracol y se encuentran con una serie de estatuas de piedra. Una se parece a Abbie. Es una antepasada suya, también apellidada Dixon. Ichabod se da cuenta de que no son estatuas. Son personas petrificadas y lo que las petrificó…. ¡A correr se ha dicho! Una Gorgona anda suelta por los corredores. Ya esto parece Hogwarts.


Ok, ahora espero que quienes conozcan “Furia de Titanes”, “Percy Jackson” y hasta (Once Upon a Time” sepan que para vencer una gorgona hay que hacerla reflejarse en un espejo, pero Abbie no quiere una solución tan cliché y prefiere una que mata dos pájaros de un tiro. ¡Que El Jinete se enfrente al monstruo!

Efectivamente, esa noche atraen a Abraham hasta la caverna y lo dejan que se deshaga de la gorgona mientras buscan la espada. Mientras El Profesor Crane les saca fotos con su celular (“¿Vas a sacarte un selfie con la Gorgona?” Le pregunta Abbie) El Jinete sin cabeza deja ídem al monstruo.


Lo de la espada  no es tan fácil. En un cubículo, Los Testigos encuentran una fuente rodeada de espadas. ¿Cual será? Ichabod le encarga a Abbie esa misión y se va a pelear con El Jinete. Ante su sorpresa, Abraham se le aparece con cabeza y todo. Le recuerda que en ese espacio todo debe estar “completo”. Tienen un duelo grotesco lleno de bravatas y muecas. Ya Ichabod parece el Iñigo de The Princess Bride. Lo único inteligente que se dicen es la frase del Jinete sobre la Señora Crane. “¿Has notado que a pesar de todo, ella siempre vuelve a mi?” El silencio del viajero del tiempo es una afirmación de las palabras del ex decapitado.



Abbie, harta de deliberar, agarra una espada al azar, y la suelta de inmediato. ¡Se ha convertido en coralillo! Ahora todas las espadas son reptiles. Llega Ichabod. Triste, la “leftnenant” le dice que la espada nunca existió. El que si existe es Abraham que llega armado de un trabuco y dispuesto a matar a su mal amigo.

Otro momento ridículo. Después de un iracundo discurso, El Jinete apoya el arma en el pecho de Crane y...En ese momento suena el shofar. Abraham no se va a perder la llegada de Móloc, tiene entradas para primera fila. Se guarda el pistolón y se va muy campechano ¡WTF!!!

A solas, Los Testigos se ponen a revisar la fuente. Ichabod prueba el agua. Es petróleo. Hunde su antorcha (hecha con un calcetín viejo bañado en resina) en el aceite y solo consigue apagar la mecha. A Abbie se le ocurre que deben meter sus antorchas juntas en el líquido. El agua arde, luego se vuelve transparente revelando el fondo de la fuente. Ahí esta la espada. Ichabod la saca. Los Testigos juran que ahora si destruirán a Móloc.


Entretanto, el Diablo ya se le aparece a sus acólitos. Ya no es niño ni adolescente, es un monstruo cornudo. Lo recibe Henry que anda tocando el shofar en el patio de su casa, junto a él están Los Jinetes y sus caballitos. Desde una ventana, Katrina los observa, consiente de su tremebunda inutilidad.

Bueno, y si el capítulo no fuera lo suficientemente desgastante y absurdo, ya vienen tocando el shofar (y a Degüello) los acólitos del Feminismo Extremo que son seguidores de Móloc. Que por qué Ichabod sacó la espada de la fuente y no Abbie. Según lo veo yo, Abbie tuvo la oportunidad de elegir espada y terminó con ofidio en mano. Ahora le toca a Ichabod. Pero las Feministas Moloquianas dicen que es un intento por opacar a la Leftenant, por pasarla a segundo plano.

¿A ver, vimos el mismo capitulo? Ichabod hizo el loco, se mostró caricaturesco, incluso su plañidera cantaleta por un pasado en que los demás decidían el futuro del Profesor, terminó siendo risible. En cambio, La Teniente Mills fue la inteligente, la que impuso calma y consistencia. Estuvo conmovedora cuando al ver la estatua de su parienta petrificada llegó a la conclusión que todas las mujeres de su linaje han tenido finales violentos ¿Le ha llegado la hora a ella? Por suerte no fue asi, pero resultó legítima y emotiva su preocupación.


Y luego salen otros comentarios quejosos. No solo se eclipsa a Abbie por ser hembra, además la ponen de subordinada del blanquísimo Ichabod porque ella es negra. Justo esta semana en que Estados Unidos descubre que sigue siendo tan racista como siempre. Por favor, córtenla con la misma canción y no arruinen con su inoperante y hedionda corrección política una excelente serie. A propósito este episodio corresponde a la primera hora del Mid Season Finale.  Eseremos que en la segunda hora, la serie retome su camino.


martes, 25 de noviembre de 2014

Modas, escorpiones y aromas matarregios. Juego de Tronos en noviembre


George R.R Martin confiesa que falta mucho para la publicación de Winds of Winter; Miranda será la falsa Arya, y Natalie Dormer revela a que huele Nikolaj Coster-Waldau. Estas son las noticias de Juego de Tronos en noviembre.

Siguen esas entrevistas que no me interesa leer, pero la ultima de Gwendoline Christie en Net-a-porter trae fotos tan bonitas,  que decidí incluir un par. No dice nada muy interesante y revelador, solo que comenta sus primeras reuniones con George.R.R. Martin antes de comenzar a filmar la serie. ¿Todos los actores tuvieron una entrevista con Ser George?

Según Gwen, Martin creó la historia de Jaime y Brienne como una versión “alverres” de La Bella y La Bestia. Como el cuento es obviamente una historia de amor y acaba en el obligatorio final feliz, los shiperos podemos seguir concibiendo esperanzas,

El notición que nos cayó como bomba este mes es que es posible que  Miranda la compañera de cama y travesuras del pequeño Ramsey Bolton, sea quien reemplace a Arya en la boda real de esta temporada. No tengo palabras para comentar este despropósito, pero revisemos el texto original.

Para  legalizar la apropiación de Invernalia por parte de nuestro Malandrín favorito, lo casan con Arya. Pero como todo lector de Danza con Dragones sabe, Arya anda por Essos, entonces envían a la pobre ingenua y virginal Jayne Piole, la mejor amiga de Sansa, en su reemplazo Después de una asquerosa noche de bodas, Theon apiadado de la novia (a la que reconoce) huye con ella arriesgando su vida.

Reemplazar a esta pobre victima con la aputada, vulgar y sádica Miranda es como reemplazar a la Madre Teresa con Lady Gaga. Aparte que en ningún momento sentiremos lástima por ella y que probablemente deseemos lapidar al pobre Theon por poner su vida en peligro para salvar tamaña yegua. Además ¿qué Hombre del Norte confundiría a Miranda, tetona y viejona, con una nena de trece años?

No hay noticias más quelas que  los actores sueltan por Twitter, y ninguna es muy impresionante Hurgando y rebuscando uno encuentra cada perla. Que están construyendo un burdel para la Quinta Temporada. Tamañita novedad, Game of Thrones no seria Game of Thrones si un lupanar en residencia.
(winteriscoming.net)

Que van a filmar una escena con un escorpión vivo (¿Alguien se acuerda de una escena con escorpiones en el libro?) El insecto se convirtió en un actor más difícil de manejar que Ser Pounce. Finalmente Los Arcángeles se pusieron a jugar con el coso. Se me ocurren una docena de chistes crueles al respecto, pero me los guardo.  Lo único que comento es que Dan Weiss usó el alacrán para asustar a sus hijitos. Asi me entero que Arcángel Daniel tiene dos niños Arcángel David tiene dos hijitas. Mm, un arreglo dinástico por ahí.

En una entrevista en Entertainment Weekly , Natalie “Maergery” Dormer que anda promoviendo “Los Juegos del Hambre” (donde interpreta a Cressida) hizo algunos comentarios sobre los entretelones de GOT. El mejor fue  que Nikolaj Coster-Waldau  huele a una combinación de maderas, especias, almizcle y preciosidad. (“Musky, spicy, woody, gorgeousness” esas fueron sus palabras). ¡Ohh, ya te dijeron oso almizclero, Papá! Pero igual me suena a Penhaligon´s Blenheim Bouquet que es lo que usa Julian, su personaje, en la loco-novela que estoy escribiendo. Gracias Maergery, esas son buenas noticias.


En cuanto a Martin, anda por ahí recaudando fondos para sus caridades y ha declarado que a Vientos de Invierno le falta mucho para acabar, pero que los huargos, incluyendo a Nymeria, tendrán un papel preponderante en el futuro libro. Eso ha llevado a varias conjeturas Mi favorita es Ramsay huyendo por las estepas nevadas de Invernalia perseguido por una manada de lobos.


Por ultimo, aquí les dejo una foto del vestido de novia de la Madre de Dragones.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Mama: Sleepy Hollow 2x09


No hubo monstruo de la semana, pero si dos fantasmas, uno de ellos el de la madre de Las Hermanas Mills. Por fin tuvimos a todos los personajes importantes en un episodio, con la excepción de Abraham, y a costa de poco tiempo en cámara para el héroe de este cuento. ¿Hay alguna maldición que predice una catástrofe si todos los actores trabajan en un mismo episodio de Sleepy Hollow? Vamos a ver que ocurrió en “Mamá”.

Una serie de suicidios en Tarrytown obliga a la Sheriff Reyes a encargarle a la Teniente Mills el caso. Abbie conoce el manicomio, ahí murió su madre, ahí estuvo encerrada Jenny por muchos años.
El Profesor Crane está inhabilitado debido a una gripe y Mills tiene que llevar a su hermana al sanatorio para que la investigar. Miss Jenny no está contenta con el trabajo. El lugar está plagado de malos recuerdos para ella. Al llegar conocen a la afable Enfermera Lambert quien las lleva a ver a Frank Irving. ¡Milagro! Todo el mundo en el mismo capítulo y todavía no hay cortes comerciales. Irving le confía a Abbie lo que sabe . El conoció a los suicidas y ninguno exhibía señales de querer quitarse la vida. Abbie le encarga que investigue desde dentro de la institución.

Hawley no se ha querido perder este episodio. Abbie lo dejó babysitting al pobre Ichabod. El cazador de tesoros droga al viajero del tiempo y se presenta en Tarrytown. Las Mills están revisando los videos de los suicidios, cuando Abbie casi se desmaya al notar algo en ellos. En todos aparece un espíritu en un rincón de las piezas. Abbie la reconoce, es Lori Mills, su madre. Llegan a la conclusión que Lori está empujando a los suicidas a quitarse la vida.


Abbie está alterada. Antes de saber del caso tuvo un sueño. En el estaba de regreso en El Purgatorio y se encontraba con su madre que le advertía sobre los demonios. Las hermanas intercambian recuerdos. Todos son tristes y oscuros como suele ocurrir con los recuerdos de los parientes de un enfermo mental. Jenny recuerda que en una ocasión, su madre intento matarse (y a ella) en un auto dejando escapar el gas. Aunque ahora saben que los demonios que atormentaban a Lori, eran reales, eso no aminora el sabor amargo  que les dejó la  relación con su madre.



La sesión de videos es interrumpida por un vendaval que estampa a Miss Jenny y a su ex contra las paredes y, como el tornado de Kansas, se lleva a Abbie-Dorothy hasta un ala olvidada del hospital. Fue ahí donde Lori vivió hace quince años y su espíritu se materializa ante su hija. Abbie recibe dos mensajes: ese lugar no es seguro para la “Leftenant” y el número de un CD que contiene grabaciones de Lori durante su estadía en Tarrytown. El espíritu desaparece y aparece, en cambio, la enferma Lambert que se ve muy sorprendida de ver a la policía en ese sitio.

Las Hermanas Mills revisan el video y descubre que han juzgado mal a Mama. La culpable de los suicidios es una especie de Mataviejitas, una enfermera que trabajó en Tarrytown en los Cincuentas. Su especialidad era “suicidar” pacientes por lo que acabó en la silla eléctrica. La enfermera se llama Gina Lambert. Como todos los espectadores notamos, era fácil deducir que Lambert no parecía enfermera. No usaba toca y andaba en el trabajo con aretes y collar de perlas.













Las Mills llegan al hospital justo a tiempo para evitar que Lambert ahogue a Irving. Mama Lori se le aparece a Abbie y le dice que busque un libro de hechizos africanos que debe estar con sus pertenencias en el sótano del sanatorio. ¿Por qué esta ahí? ¿No debería habérsele devuelto a las hijas?

 Lo encuentran, es un manual que perteneció a Grace, la que fuera partera de Katrina. También descascaran una pared y encuentran un mural que Laurie diseñó en el que dibujó a sus hijas. En medio está la partitura de ese viejo estándar americano “You are my sunshine”. Miss Jenny se altera, era la música que escucharon en la radio el día en que Mama intentó acabar con su hija menor con un buen chorro de monóxido de carbono.



Gina Lambert no es un fantasma que acepte derrotas fácilmente. Interrumpe en ese drama familiar, secuestra a Abbie e intenta matarla.  La salva Jennie quien encuentra el ensalmo indicado en el grimoire de Grace.

El final es toda una reunión familiar. Las Mills, acompañadas de Hawley e Ichabod, que gracias a la sopita de pollo con  bolas de matzah (lo que en New York llamamos “penicilina judía”) que le dio Hawley está mucho mas recuperado, se reúnen para una sesión de espiritismo en Tarrytown. Milagro que ni locos ni médicos los descubran. Invocan el espíritu de Lori Mills. Ahí descubren que Mama está orgullosa de sus hijas, que siempre supo que Abbie era una Testigo y que veló por Jenny durante su estadía en el manicomio.
"¡Está rica la sopita!"


Más importante, el día en que la menor de las Mills creyó que su madre pretendía matarla, fue el día en que Lori la salvó. Un inoportuno demonio provocó la fuga de gas y Lori, sobreponiéndose a su asfixia, puso en marcha atrás el auto rompiendo la puerta del garaje y salvándolas a ella y a su hija. Mama Mills se despide, pero antes les revela que dentro del grimorio de Grace Wilson hay “un arma” con la que podrán destruir a Móloc.

Entretanto, Katrina es convencida por Henry de cuidar a Baby Moloc. No entiendo, la semana pasada la bruja parecía enternecida con el crio y ahora tiene dudas. Lo carga en brazos y Henry derrama lágrimas de celos. Nosotros podemos ver al verdadero diablito, negro como tizón (¡Racismoooo! Aunque como se supone que esta serie es una celebración a la diversidad…)

¿Mami, qué quiere el negrito?


Más tarde, Katrina descubre que el niño le dejó tiznado el hombro. Con eso deduce que es diablo enmascarado. Sale al jardín y recoge flores y hojas con los que prepara un veneno para acabar con el cochino demonio. Pero cuando va en su busca encuentra la cuna vacía. Típico del cuento del embarazo sobrenatural. Baby Móloc ahora tiene como nueve años y parece que estaba hurgando en el refrigerador, porque La Señora Crane lo descubre con una hogaza en la mano. “Tenía hambre, Mamá” dice el chico.
Este hijo le sailó más bonito que el  Henry


Lo mejor del capitulo, de retorno de Tarrytown, la camioneta del Equipo Vamos a Salvar el Mundo es detenida en la carretera por un Irving fugitivo. Acalla los reproches de La Teniente Mills, anunciándole que podrá luchar mejor contra Móloc desde afuera que entre los orates. ¡YEEEEEH, Irving!
Irving en fuga


Fue un capitulo conmovedor, pero agridulce, con puntos a favor y otros en contra. La aparición de Mama Mills y su efecto en sus hijas fueron emotivos, pero incómodos de ver, sobre todo para quienes hemos pasado por la experiencia de vivir (crecer) con padres perturbados y la carga de confusión y sentimientos de culpa que eso conlleva.

Por otro lado, la emotividad se pierde con ese apuro en abarcar tanto y en enfocarse en muchos factores. Al final, la serie perdió foco y no llegué a saber si el fantasma tenía algo que ver con Móloc o era un accidente que anduviera por Tarrytown. Dejar a Ichabod en la banca fue una gran torpeza. Se le extrañó mucho y Hawley no lo supo reemplazar.

La serie se está volviendo repetitiva. Esa costumbre de comenzarla con un sueño, una visión u escena que pretender ser algo que no es, se ha vuelto un recurso trillado. Por otro lado también aburre ese cuento de nunca acabar que monstruos, fantasmas y maldiciones acaban en un abrir y cerrar de ojos gracias a la entonación de un ensalmo/conjuro que ahora cualquiera puede vocalizar. Apuesto que la próxima semana veremos a Hawley canturreando algún hechizo.



Al final, mi personaje favorito (y por eso lo extraño tanto) es Irving porque es el único que sigue en proceso de evolución. Hawley es unidimensional, y los otros se han estancado. Fran Irving comenzó siendo el policía escéptico que se rige por el manual. Luego se va involucrando y ensanchando su mente hasta convertirse en victima de Móloc y, todavía no sabemos, hasta donde lo lleve su intento por recuperar su alma. El hecho es que no se queda sumiso en un rincón. Y menos ahora que está libre.