miércoles, 18 de septiembre de 2013

De Francia a México: Fantomas, La Amenaza Elegante



Mi reciente investigación sobre el comic fantástico me llevó a explorar la terra ignota de los súper-héroes latinos. Así llegué a Fantomas. Mi hermano me escribe asegurándome que Fantomas (como Rocambole) son franceses. Efectivamente, el nombre y el concepto de un criminal elegante vienen del folletín  galo de comienzos del Siglo XX, pero la tira cómica, la imagen del “buen ladrón” y los enemigos fantásticos a los que enfrenta son netamente mexicanos.

En 1911, Marcel Allain y Pierre Souvestre inventan al archicriminal Fantomas, protagonista de 32 novelas (más once siguientes que Allain publicaría tras la muerte de su socio). Fantomas es un psicópata asesino, un ex presidiario que roba y mata por placer utilizando sádicos métodos como boas constrictor, ratas portadoras de enfermedades y otros medios truculentos. Es un viajero infatigable y un villano en toda la extensión de la palabra. Arruina a sus amigos, sus mujeres se suicidan y deja hijos regados por todo el mundo.


Resulta un poco curioso que sea este delincuente y no su némesis el inspector Juve, quien capture la imaginación popular de los franceses de la Belle Epoque. Tanto es el éxito del folletín que Louis Feuillade crea una serie de filmes alrededor de Fantomas. De ahí viene esa imagen sofisticada del hombre del frac con un antifaz. En los libros, Fantomas opera embutido en ajustadas mallas negras con una capucha que cubre su cabeza.



Sin embargo, aunque Fantomas sea un protagonista en el cine, en libros y en el teatro (donde combate contra el mismísimo Sherlock Holmes) no llega al comic. No será hasta 1941 que el mismo Allaine, en colaboración con el dibujante Santini, publica en “Gavroche” un pulp basado en héroe-villano. La censura del gobierno de Vichy, horrorizada ante la glorificación de un criminal, le impide continuar.

 En las posguerra, a fines de los 50’s, “Opera Mundi” también intenta crear un comic que tendrá menos de un año de vida. En los 60’s aparecerán fumettis con las aventuras de Fantomas, en 1980 Claude Chabrol y Juan Luís Buñuel (hijo del gran Buñuel) dirigirán una miniserie para la televisión en la cual Helmut Berger dará vida a Fantomas, y en los 90’s se publicarán novelas gráficas, sobre este icono de la cultura popular francesa. Para entonces toda una generación de latinos conoceremos otra cara de Fantomas, una más amable y fantástica.
Helmut Berger como Fantomas


En 1969, la editorial mexicana Novaro, que desde 1951 publicaba historietas de superhéroes, tuvo la idea de desenterrar este personaje de Allaine y Souvestre para convertirlo en protagonista de una tira cómica. El Fantomas de la Novaro solo conserva dos elementos del personaje original: el nombre y su hábito de apropiarse de lo ajeno.

 Este Fantomas está lejos de ser archicriminal psicópata, es un millonario que roba por deporte, un poco como el Raffles británico o el Arsene Lupin galo. Sus dibujantes, que incluyeron a Rubén Lara y Víctor Cruz, buscaron distanciarlo del Fantomas original   y le crearon una ceñida máscara blanca que recuerda  la usada por los jugadores de lucha libre. En cuanto al vestuario, Fantomas alterna las capas, traje de etiqueta y sombrero de copa de su homologo francés con un uniforme muy curioso que combina un top ajustado color rojo revolucionario con los pantalones y botas de un oficial de Caballería de película del Oeste.



El Fantomas mexicano, en personalidad y modus operándis, se asemeja a James Bond o incluso al Robert Wagner de la serie “Ladrón sin destino”. Es refinado, instruido, mundano y siempre rodeado de mujeres despampanantes como sus doce ayudantes conocidas como “Las Chicas del Zodiaco”. Planea sus golpes en modernas y amplias oficinas en las afueras de Paris, dotadas de tecnología ultramoderna, mucha de ella inventada por su amigo el Profesor Semo, que tanto inventa aparatos para hacer lluvias como maquinas del tiempo. Una de esas  llevará a Fantomas a Amboise en el siglo XVI a codearse con Leonardo Da Vinci y el Rey Francisco I.

Fantomas es un ladrón de guante blanco, pero sus victimas son siempre oligarcas abusadores o ricos depravados que merecen que los desvalijen. En sus dieciseis años de vida en caricaturas, Fantomas se distinguió por la nobleza de su protagonista y por la conciencia social detrás de sus actos. De hecho la gran parte de su botín era dirigida a causas de beneficencia. Esta tendencia hizo que la tira cómica fuese muy admirada por los intelectuales del Boom latinoamericano e incluso Julio Cortazar le hace un homenaje en Fantomas contra los vampiros multinacionales (1977).



A medida que Fantomas avanza en popularidad se va alejando de la imagen criminal y acercándose más al esquema de superhéroe. Eso  gracias a que sus enemigos  son también enemigos de la humanidad. Así, Fantomas salva al mundo de sabios locos, mega tiranos y hasta del Cuarto Reich en una serie de aventuras en las que pelea contra el Hijo de Hitler.



Pero la mayor variación del modelo francés reside en la inclusión de detalles fabulosos. Gracias al Profesor Semo, Fantomas incursiona en el mundo de ciencia ficción y a partir de los 70’s, en su lucha contra el diabólico Barón Niebla, el enmascarado entra de lleno al mundo fantástico.

Vemos a Fantomas presenciar un aquelarre la noche de Walpurgis en las Montañas de Hartz, huir de una trampa de la  mismísima Fata Morgana, desbaratar trampas de brujas, conocer sirenas, neutralizar criaturas míticas, evitar el acoso sexual de una vampiro y hasta enfrentarse al Príncipe de las Tinieblas. Ya no se puede ser más “fantastico” que eso.



La inmensa imaginación (y erudición) de los escritores del comic que incluyeron a Sotero Garciarreyes (QEPD) y a Gonzalo Martré contribuyeron a que toda una generación de niños de América Latina (incluyendo a Servidora) nos ilusionáramos con las aventuras de un ladrón que a veces era el único capaz de derrotar a los peores villanos.




12 comentarios:

  1. Me ha gustado especialmente tu entrada. Leí hace tiempo a cerca de este personaje, pero no le di demasiada importancia en su dia, pero ahora que he leido todo sobre él, me has dejado con mucha curiosidad.
    Besos
    Lena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno, Reina Lena es que hay bastante información en-linea sobre ambos Fantomas. Incluso Youtube tiene completas las cintas de Feuillade.

      Eliminar
  2. Estupendo articulo, lei hace años varias historias de Fantomas, una de las cuales incluia viajes en el tiewmpo y otra sobre la contaminacion del agua con un claro mensaje ecologico, no tenia idea de cual fue la inspiracion original para este personaje.

    ¿Sabes algo del comic Tamakun? sobre aventuras en la selva con un protagonista de la India y momias y cada historieta terminaba en un cliffhanger donde el protagonista estaba a punto de morir.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido Fandemampato. Lo fascinante de Fantomas es su evolución de asesino en serie a benefactor social. De Tamakun solo se que es historieta mexicana de fines de los 70’s, pero que se inspira en un radioteatro cubano, así como ocurrió con el Dr. Mortis. Nunca la leí. ¿Sabes si incluía algún detalle de fantasía? Estoy trabajando un post sobre comic chileno de ese tipo. Aparte de Mortis ¿conoces alguna otra historieta nacional que abarque elementos fantásticos?

      Eliminar
    2. De Tamakun no se mucho, pero tiene momias vivientes, respecto a un comic chileno con elementos fantasticos, a veces Mampato, aunque es mas bien de ciencia ficcion. Hay otros mas recientes como El brujo, Bichos raros o Eje z, del universo CS, pero duraron muy poco... Tal vez Zombies en la Moneda.

      Saludos.

      Eliminar
    3. Disculpaaa. estaba segura de haberte respondido. ¿De veras existe un comic que se llama Zombies en La Moneda? Yo encontré un par más de los que hablaré en un futuro cercano

      Eliminar
  3. Lo más sorprendente de este personaje, veo, es el viraje que se le da, de ser un psicópata a una suerte de héroe social, ¿no? Termina siendo una especie de Robin Hood...
    Aquí en Argentina se le suele decir "Fantomas" a la persona que es propensa a desaparecer, a no dejarse ver por los círculos que frecuentaba, durante largos períodos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo la orientación que le dieron en México, pero lo que me sorprende Reina Guivi, es la fascinación que el personaje (asesino, brutal, ratero, pésimo ser humano) ejerció sobre el publico francés de comienzos de siglo (y no fue el único h’eroe villano, Estaban Zigomar, Za la Norte, varios criminales glorificados.
      Fantomas viene de fantome, osea "fantasma", y como dices es una alusión a lo escurrtdizo que es este delincuente que aparece y desaparece cuando lo desea, como un espectro.

      Eliminar
  4. Yo de nuevo.
    Te he nominado en mi blog, pasate cuando puedas.
    Lena
    http://compasesrotosips.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Reina Lena, te agradezco tu nominación, pero de nuevo no pude entrar a tu blog. Mientras este en este notebook antediluviano hay muchos sitios que no puedo acceder (ahora no puedo entrar a Facebook) y en este mismo blog tengo problemas, me toma un cuarto de hora poder bajar toda la pagina. Termino llorando de frustración.

      Eliminar
  5. Gran entrada. Estoy a punto de hacer una en mi blog sobre este personaje. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me afilié a tus blogs. Me encanta la pulp fiction

      Eliminar