lunes, 27 de agosto de 2012

¡Sálvese quien pueda! Fin de temporada de True Blood



Todavía no acaba el conteo de cadáveres (¿Quedó vivo algún ministro de La Autoridad?) puesto que el resucitado Bill está persiguiendo a Eric y a Sookie. Con cuatro cliffhanger casi de igual nivel de interés acabó la quinta temporada de “True Blood” y con suficiente sangre, acción y pathos para satisfacer a todo el público, incluso a mí. Vamos a ver que sucedió con las criaturas sobrenaturales en “Save Yourself”.

Parto de hadas
(rickey.org)

Andy y Maurella llegaron a algún tipo de entendimiento durante ese día en que tanto ocurrió en diversos puntos del estado de Luisiana. Esa noche se aparecen en Merlotte’s, donde nadie extraña al pobre Sam, hasta Lafayette se permite quejarse del mal gusto de su patrón en lo que respecta a música. Ahí se encuentran Arlene, el cocinero-médium y Holly flojeando y tomando Margaritas cuando llega el Sheriff seguido del hada panzona. También hay una vieja borracha en la barra que comienza a gritar que se  acostó con el Sheriff en el bosque. Esto amosca a Holly y perturba a Andy que viene a confesar su pecadillo. Por mientras, Maurella se zampa el contenido del salero ¡Antojos de hada!

Con mucho titubeo y sonrojo, el Sheriff Bellefleur le cuenta a la mesera que aunque la quiere a ella, preñó a Maurella. Holly no alcanza a decir ni pio, porque el hada, dando gritos y agarrándose la barriga, anuncia que rompió fuente...de luz. Lo próximo es que Holly tiene que hacer de comadrona de su rival que se pone a parir en la mesa de billar. Arlene, que con tres hijos ya sabe de esto, comenta que el alumbramiento de las hadas es muy diferente al humano. Los gritos de la parturienta son de placer orgásmico y revela que ya ha tenido 73 hijos. Holly ayuda a traer al mundo a la numero 74.

(makaveli-soldier.tumblr.com)


Andy no cabe en el pellejo de tanto orgullo y enseña a su hijita (la verdad es que la hadita es preciosa) a la concurrencia, pero Holly anuncia que el trabajo de parto no ha terminado. Al final de la jornada, Maurella ha parido cuatro hijas sin sangre y sin dolor. Se pone de pie, fresca como una lechuga, y le dice a Andy que ahora él se tiene que hacer cargo de las cuatro haditas y por lo menos conseguir que dos de ellas lleguen a ser adultas.  Con esas palabras, Maurella sale de la vida del Sheriff Bellefleur. Ya lo veremos en la próxima temporada cambiando pañales. Un poco aciago ese pronostico de Maurella de que al menos dos de sus niñas sobrevivan. ¿Habrá mucha mortandad infantil entre las hadas?

Alcide se mete V
Martha llega muy alterada a la casa rodante de los Herveux. Trae a Rikki totalmente drogada. JD obligó a la fuerza a todos los de la manada a beber V para prepararse para la gran guerra que se avecina. El padre de Alcide le da a Rikki un antídoto que contiene plata y comenta que la V de JD es de ínfima calidad. El si tiene de la buena y convence a su lobezno de que si quiere ganar tiene que chupar.

Esa noche, Alcide aparece ante la jauría y JD que está torturando vampiros (cada uno se entretiene como puede como decía una vieja que se apretaba los dedos con la puerta). Alcide, ultra high, reta a duelo a JD y le saca la mugre. Marta, a quien Herveux Pere le prestó su arco y flecha (¿Futuro romance por ahí?) mantiene a raya los lobos. Tras haber azotado a JD contra el suelo, Alcide pone cara de Groucho Marx y le tuerce el cuello. Los lobos se arrodillan ante su nuevo Alfa. Alcide les endilga un sermón de boy scout en el que les dice que se acabó el nihilismo, que van a ser buenos lobos y no abusar de los débiles y de los más jóvenes.

El fin de Russell Edgington
(examiner.com)

Como recordaran dejamos a Jason aturdido, un hada muerta, Newlin mordiendo el polvo, y un Russell eufórico a punto de comerse a todo un cabaret de hadas asustadas. Russell avanza, las hadas con Sookie a la cabeza, le lanzan dardos de luz, pero es como pelear contra Voldemort. Russel se ríe como villano de película vieja y…alguien lo atraviesa con una estaca. Es Eric. Newlin llorando huye. Sookie corre a atender a Jason. Nora, que acompaña a su hermano, olfatea al hada y  corre tras Sookie. “¿Quién es?” le pregunta a Eric mientras se relame los bigotes. “Es una mesera” le responde el vikingo quien tiene que explicarle a Nora que Sookie le ha salvado la vida por lo que no califica como alimento. La glotonería de Nora puede más que ella y Eric debe apretarle el cuello y hacerla jurar por Godric que no morderá a Sookie.

Adventures in shapeshifting
(locu.com)

Como recordaremos el Ministro Compton esperaba su desayuno. Sam Merlotte no le parece muy apetitoso. Gritonea a sus guardias por el mal olfato que no los hizo detectar que Sam era un shapeshifter (al parecer un alimento tabú para vampiros). Sam intenta explicarle qué hace en La Autoridad, pero Bill le dice que ya sabe demasiado y no puede dejarlo libre. No necesita más el cambiante para volverse mosca. Bill enloquecido se cuelga de la lámpara, pero ni sus maromas de Spiderman evitan que la mosca huya por el conducto de ventilación.

Ante la aprobadora mirada de Salomé, Bill reúne a sus guardias y les ordena que busquen y destruyan a cuanto bicharraco encuentren, ratones, cucarachas, moscas, etc. Si los difuntos no se convierten en humanos deben seguir su cacería. Ósea, el edificio puede estar lleno de alimañas, ¿pero solo la presencia de un cambia-forma  obliga a una limpieza general? ¡Qué cochinos!

Sam regresa a la celda de Luna y le aconseja que si vienen a buscarla para cocinarla que se convierta en mosca, nada le va a pasar a Emma mientras sea perrita. Sam vuelve a ser el hombre-mosca y revolotea por el edificio que en realidad es inmenso (A Jessica y a Pam las tienen en jaulas muy lejos de la comida). Ve a Salome y Bill encamados, y luego revisa la pieza de Newlin. ¡Que bonita la foto de Russell, Steve y Emma sobre la mesita del velador! Sam regresa a la celda y le dice a Luna que tiene un plan.

No llegamos a saber de que plan se trata puesto que aparece el Reverendo Newlin a buscar a Emma para darle su paseo. Newlin anda muy extraño. Obvio, se murió su amante, pero Chelsea la recepcionista nota que el Reverendo ha perdido su acento sureño. No es lo único que ha perdido Steve, ya que tampoco recuerda la clave para salir del edificio. Aparece Roslyn furiosa. El video de la matanza de los universitarios ya está en los medios. Se lleva a Steve y a Emma hasta Nueva Orleans para que por televisión demuestre su inocencia. 


Por una vez, Newlin es un desastre ante las cámaras. Casi no puede leer las palabras en el teleprompter. La presencia de Roslyn, fuera de foco y  con la perrita en brazos, no lo tranquiliza. De pronto El Reverendo comienza a vomitar sangre… ¡Y se convierte en Luna! Roslyn saca los colmillos, pero Luna alcanza a gritarle a todo el país que los vampiros raptan humanos para comérselos. Roslyn queda boquiabierta, Sam-mosca entra en su boca, se convierte en humano y la revienta. Luna se desmaya. ¿Ayy se habrá muerto? ¿Significa esto que los shapeshifters salieron del closet?

La Familia Northman
(earsucker.com)

Eric y su hermana llegan a Fangtasia donde se enteran por Tara que Pam es prisionera de La Autoridad. Nora esta en etapa de “niña fresa”, discute con Eric sobre quien era el favorito de Godric, no entiende por que deben ir a ayudar a “una ex prostituta” y se muestra petulante con Tara. Mientras pone su fortuna a recaudo, Eric le recuerda que Tara también es de la familia.

Sookie se ha llevado a su hermano a casa, pero a Jason parece haberle hecho mal el golpe. Se ha vuelto de nuevo fundamentalista, para colmo ve los fantasmas de sus padres que le avivan la cueca con su odio hacia los vampiros.

La Familia Northman se aparece en el living de los Stackhouse. A Sookie le parece un buen momento para exigirle al vikingo que le devuelva su casa. Eric le dice que la necesita para rescatar a Bill, Jessica y Pam de la Autoridad. “Estás en deuda con Pam” acota secamente Tara. Nora sigue con ganas de probar hada. Sookie se niega creer que Bill sea malo. Pero cuando Eric le cuenta que fue Compton quien planeó la destrucción de las fábricas de Tru-Blood, la camarera decide acompañarlos. Jason no quiere ir, pero su padre le explica que es una buena oportunidad para matar vampiros.

Jason y su hermana se aprovisionan de armas. Esa noche, Eric y Nora conducen la camioneta cargada de municiones hasta las instalaciones de La Autoridad. En la parte trasera van los Stackhouse y Tara amordazados y maniatados. Al llegar, Eric dice que son “comida”. Un guardia tiene ganas de servirse a la rubia, pero Eric lo detiene. “Ella es mía”. Vamos que es obvio que el cuerpo del vikingo será de su hermana, pero su corazón sigue siendo del hada.

Todos quieren ser Lilith
Salomé le pregunta a Bill si ha visto a Kibwe. Bill le confiesa que tuvo que matarlo porque el atrevido también se creía sucesor de la diosa. “Lilith también se me apareció” dice Compton, Salomé pone mala cara, pero él se echa sus pies y le dice que Lilith le contó que ella, la de los 7 velos, es su sucesora. De puro contenta, Salomé tiene un orgasmo un poco menor que el de Maurella y ella y Bill se la pasan revolcándose todo el día. Esa noche, Bill ve como Eric ingresa con Sookie a la guarida de La Autoridad. Curiosamente, no parece preocupado.

Salomé en un precioso strapless lila va al cuarto del Ánfora a tomarse la sangre de su diosa. La interrumpe una alarma que anuncia un problema con la seguridad. Tampoco se preocupa ya que en la próxima escena, la Ministro aparece con un vestido blanco y dispuesta beberse lo que contiene el ánfora. Bill le pregunta con cara de preocupación, si no teme que le haga daño. Un ser pensante hubiese titubeado, pero Salmé se sorbe de un trago el plasma sanguíneo divino y cae al suelo retorciéndose de dolor. Bill, con cara de loco, le dice que su pecado ha sido su impulsividad y narcisismo, por eso no se le ocurrió que él pudiera cambiar la sangre. Se la muestra en un frasquito, lo que Salomé bebió fue plata liquida que la está quemando viva. Bill tiene la compasión de acabarla con una estaca.

Vampiros contra La Autoridad
(dreammoviecast.com)

Jason y sus vampiros entran armados hasta los dientes a la antesala de la Autoridad. El oficial Stackhouse le vuela la cabeza a Chelsea y ocupa su puesto en la recepción disparándole a cuanto chupasangre se le acerca. Eric y Nora hacen algo parecido, pero dentro del edificio. Tara y Sookie rescatan a Pam y a Jessica. Tara y su Creadora se funden en un inmenso abrazo y beso lésbico ¿o será así como saludan las bebés vampiras a sus madres? Jessica grita feliz “¡Lo sabía!”, pero la alegría de la romántica vampirita se torna en dolor cuando se encuentra con Jason y él le anuncia fríamente “Nunca podré amar a una vampira”. Todos se meten en el ascensor para huir del edificio. Todos menos Eric y Sookie que siguen empeñados en rescatar a quien no quiere que lo rescaten.

Bil recibe a su ex amigo y a su ex mujer sin sorpresa. Les dice que los dejó pasar porque tal vez iba a necesitar ayuda para matar a Salomé. Eric y Sookie le piden que no beba la sangre, pero Bill está totalmente cucú. Cree que Eric quiere quitarle el puesto y acusa a Sookie de ser una “abominación”. Sookie impertérrita sigue suplicando y usando argumentos que derretirían a una piedra, pero Bill está hecho de acero valirio. Cuando Sookie le dice que él es el “vampiro más noble” que ha conocido, Bill confiesa haber vivido 175 años lleno de remordimientos por ser un monstruo pero Lilith lo ha salvado de ese sentimiento de culpa.

Se toma la botellita de sangre y estalla. Ante los aterrados ojos de Sookie, Bill se convierte en una poza de sangre y vísceras. La camarerita (nada de tonta) se abraza a Eric que mira con ojos desorbitados los restos del Teniente Compton. En eso, de la sangre surge Lilith. No, perdón, surge Bill convertido en Carrie. Es que se veía tan parecido a la diosa y como no muestran lo que separa a nenas de varones (no supimos si tampoco estaba depilado). Bill lanza un silbido y saca colmillos de basilisco, perfectos para destruir horocruxes. “¡Corre!” le grita el vikingo a Sookie y ahí termina la temporada.


Para quienes se pregunten ¿qué pasó con Warlow? HBO tiene esta bono-escena del ascensor, donde Jason (todavía hablando con sus fantasmas) menciona al vampiro y Nora se sorprende. Al parecer ella si conoce a Warlow.

Aunque este capitulo y el anterior estuvieron soberbios, no quitaron el mal sabor de una temporada mediocre. Ni el cuento del embarazo de Anna Paquin es excusa para lo aburrida y pueril de una serie que gastó  nuestro tiempo en historias inútiles. Incluso en el final hubo algunas pifias. Jason de regreso al fundamentalismo tampoco me parece muy justo. Tara y Pam de romance...Ya sé que es obligatorio que las series gringas presenten demografías multiculturales y no se había llenado la cuota de parejas gay, pero hubiera preferido a Tara con Nora u otra. Siento que Tara no necesita romance, pero si cariño de madre.

No quisiera que muriera Luna, pero seria divertido tener a Sam y a Andy de padres solteros. Alcide se convirtió en un personaje prescindible, y me gustaría que le dieran algo que hacer a Nora para alejarla del vikingo. Sé que muchos extrañarán a Russell, pero yo me alegro que se haya muerto antes que se volviese un lastre patético.
(hollywood.com)


Los mejores personajes de la temporada, y los mal lindos, fueron Eric y Jessica. El más repulsivo, obviamente Bill y no veo manera de que se redima. A diferencia de otras series como” Imperio del Contrabando”, “Mad Men” y, por supuesto,” Juego de Tronos” este fin de temporada no me dejó nostálgica y contando los días para la sexta temporada.


5 comentarios:

  1. A mi tampoco me dejó nostálgica, pero ahora que está por volver quiero que vuelva. Me pasa algo loco con True Blood, cada capítulo que miro digo "es el último, no la veo mas" y después sigo y sigo....
    Por mi está bien que se hayan ido de los libros, ya que los libros no suelen respetarse como se debe prefiero que la historia sea completamente distinta y no una mala "adaptación" donde los personajes son pero no son (obvio que escribo esto pensando en Loras Tyrell). Al menos acá nadie se parece a nadie, salvo quizás Sookie. Espero que respeten, eso si, el final de la saga, si es que el final es realmente el que dicen que será.
    Bien por la transformación de Bill, nunca lo soporté.
    Me quedé con ganas de mas de la historia original de Pam y Eric (de lejos los dos personajes que mas me gustan)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy extraño. Cuando escribí esas palabras, me sentía exactamente como ahora con GOT. Es que amé la cuarta temporada con todo ese rollo Eric-Sookie. También me estaba ocurriendo con Imperio del Contrabando (después de GOT es mi serie favorita) pero tuvo dos caps finales tan superlativos que ahora sueño con que regrese. ¿Podrá GOT acabar de manera que yo sueñe con su retorno? Creo que no, entonces como que extraño TB. En esta temporada Bill pasó a ser el villano y Eric el héroe. Lo de Pam y Tara me molestó, no porque me incomoden las relaciones lésbicas, sino porque yo pensé que en Pam, Tara había encontrado una figura materna y viceversa.

      Eliminar
  2. Creo que True Blood sin duda es muy adictiva, yo pensé que la serie era buenaza hasta al temporada 5 que ha sido de mis favoritas pero esta temporada 6 sin duda ha superado al resto, excelente guion, historia, personajes, trama, cada capítulo lo disfruté mucho.

    ResponderEliminar
  3. Esta temporada, Eric fue el vampiro favoritos de todos. True Blood todavía tiene mucho para todos sus fans.

    ResponderEliminar
  4. Bienvenida. Eric ha sido mi vampiro favorito en toda la serie (y los libros). Pero lamento el final que le estan dando casi tanto como a la serie. La muerte de Alcide ya terminó de colmar mi paciencia con "True Blood".

    ResponderEliminar